Por fin se ha emitido un nuevo episodio de ‘En el nombre de Rocío’, donde Rocío Carrasco sigue hablando largo y tendido del clan Mohedano. Ya desveló que esta segunda de la parte de la docuserie iba destinada a «desenmascarar» a su familia mediática y a revelar algunos de los motivos por los que ha tomado la decisión de no mantener ningún tipo de relación con ellos. En este caso, gran parte del episodio ha ido destinado contra su tía, Gloria Mohedano. Con el título ‘Te tengo que estar queriendo hasta después de la muerte’, Rociíto ha desvelado que la relación con su tía era más bien de interés. «Nada de lo que se hizo, se hacía de manera desinteresada. Ninguna atención fue gratuita», dice al respecto.

Gtres
Gtres

Rocío Carrasco ha hablado de la relación con su tía Gloria, la hermana de Rocío Jurado. A pesar de que su relación no es buena en la actualidad, asegura que guarda muy buenos recuerdos de ella: «Yo siempre he sido una niña que he padecido de garganta. Y siempre me cogía en verano y eran uno o dos ataques de angina. Siempre me pegaba la fiebre muy fuerte por la garganta. Yo tengo recuerdos de Gloria de yo estar con fiebre y Gloria no moverse del lado de mi cama hasta que yo me recuperara. Fueran dos o tres días. Yo tengo recuerdos bonitos de Gloria», explica.

Sin embargo, con todo lo que ha pasado posteriormente, cree que todo eso ocurrió por el interés que tenía su tía de cuidarla: «Luego, con 44 años, he llegado a pensar que viendo como se ha desarrollado todo y viendo la actitud posterior pues que nada de lo que se hizo, se hizo de corazón. Nada de lo que se hizo, se hacía de manera desinteresada. Ninguna atención fue gratuita. Al final tú cuida de mi hija y tú te aseguras un sitio de veraneo durante dos meses a gastos pagados«, desvela.

Telecinco
Telecinco

La periodista le pregunta «¿tu tía te quería?», a lo que Rocío Carrasco responde: «A mí forma de entender el amor, el cariño, el afecto, y el querer, no. De forma desinteresada y pura, no. Y hablo con el dolor de que al final te das cuenta de que poco más que has vivido como en una mentira. Las cosas se han desarrollado de una forma tan sumamente fea que al final lo que tú creías que era tu gente, tu familia y tu sangre se te ha venido al suelo y se te ha desmoronado. Y no solo que se ha desmoronado, sino que lo has visto posicionados al lado más contrario y opuesto de tu vida. Y el que más daño te hace, el que más daño te ha hecho y el que más daño te sigue haciendo», dice refiriéndose a sus continuos enfrentamientos con Antonio David Flores.

Rocío Carrasco asegura que su madre «era consciente. Ella sabía perfectamente quien era cada uno, pero yo no», explica. Según la empresaria, «Gloria era control. De cualquier cosa que mi madre fuera a hacer. De buscar un vestido hasta contratar una actuación o cualquier cosa. Tenía que pasar por la censura de su hermana. amador era un poquillo más de follones y mi padre ya estaba harto de sacarlo de historias por sr el hermano de su mujer», recuerda.

¿Qué descubrió Rocío Carrasco tras la muerte de su madre?

Rocío Carrasco encontró un testamento inédito entre los cajones de una cómoda de Montealto.