Tras la paliza que sufrió de manos de su hija, Rocío Flores, Rocío Carrasco no quería que esta volviera a su casa porque no la conocía


Este miércoles, Rocío Carrasco ha seguido con su testimonio tras revelar la pasada semana la paliza que recibió de manos de su hija, Rocío Flores. Lo ha hecho en el nuevo episodio de la docu-serie, ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva‘, bajo el nombre de ‘Todo se derrumbó dentro de mí’. La hija de Rocío Jurado ha confesado el miedo que vivió durante esa etapa y que no quería que esta volviera a su casa debido a que la desconocía. Ha revelado que la parte contraria, Antonio David Flores, pidió unas medidas cautelares para que Rocío Flores se marchara a vivir con él.

Rocío Carrasco no quería que su hija, Rocío Flores, volviera a su casa

«Antes de que la jueza me interrogue, la parte del padre hace constar que pide unas cautelares para que la niña no pueda volver conmigo, cosa a la que yo me adhiero. No es que las pidas tú, es que si no las pides tú, las pido yo. Mi hija no puede volver a mi casa, yo tenía pánico…«, ha comenzado diciendo en sus nuevas declaraciones. Rocío Carrasco ha asegurado vivir un horror durante aquel tiempo y no era momento de que su hija, Rocío Flores, volviera a casa. «Pánico porque era alguien a quien yo no conocía«, cuenta.

Rocío Carrasco asegura que su hija no tenía nada de ella y que no sabía como era capaz de hacer lo que estaba haciendo a su progenitora. «No tenía un ápice mío dentro de su cuerpo, porque yo no soy así, soy incapaz de hacer eso con mi madre, pero ni con nadie. A esa niña la he parido yo, pero no tiene nada mío. Muy a mi pesar, pero no tiene nada mío», ha sentenciado al respecto. La hija de Rocío Jurado ha asegurado que su hija no tiene nada de ella y en el fondo, se siente orgullosa por ello, ya que no le ha gustado el comportamiento de esta durante estos años.

© Telecinco.

Durante la entrevista, la periodista le ha preguntado si ha vivido con temor a lo largo de estos años y si ha temido por su vida en alguno de estos momentos. «Temo por mi vida, no sé qué me puede pasar, vivo con el terror de no saber qué te pasa. No sabía qué te iba a encontrar, yo estaba enterrada en vida, yo no vivía», dice. Y ha añadido lo siguiente: «Es terror, es terror con todas las letras y encima tienes que salir públicamente y poner buena cara y decir que todo va bien. Es terrorífico», ha confesado completamente rota al recordar aquellos momentos tan complicados por los que tuvo que atravesar.