Íñigo de Lorenzo, el hombre que dejó Marta López para irse con Kiko Matamoros

Hace un mes, Marta López rompió con su novio para estar junto a Kiko Matamoros. Íñigo de Lorenzo, un atractivo empresario de Madrid, es el hombre al que ha abandonado para iniciar un romance con el colaborador, 40 años mayor que ella. Te contamos cómo es el adinerado bombón al que ha dejado tirado como a una colilla.

La semana ha comenzado con ímpetu para Marta López, la nueva novia de Kiko Matamoros. Mucha gente dice, comenta y rumorea todo tipo de detalles sobre la vida y milagros de esta joven que, a sus 22 años, ha caído rendida en los brazos del colaborador, 40 años mayor que ella. Muchas miradas apuntan ya a Íñigo de Lorenzo, el hombre que abandonó la influencer para irse con el ex de Makoke

15Le ha mandado un mensaje a su ex: «Quiero lo mejor para Marta»

Lo primero que podemos decir de Íñigo de Lorenzo es que, además de tener un rostro similar al Ken de la Barbie, es un hombre que sabe perder con elegancia. Hace apenas un día compartió un cariñoso mensaje para Marta en su Instagram. No le guarda rencor. «Muchísimas gracias a todas las personas, ya sean [email protected], [email protected] o familiares que habéis gastado un segundo de vuestro tiempo en preguntarme si necesitaba algo. También daros las gracias por vuestro respeto. Aunque os pueda parecer extraño o sorprendente, quiero todo lo mejor para Marta en un futuro porque no tengo otra forma de entender esta vida. Besos y abrazos 💙».

14«En mi corazón no caben ni odio ni rencor»

Además de aceptar su ‘derrota’ amorosa con dignidad, Íñigo ha querido cerrar su etapa con la novia de Matamoros de buen rollo. «En mi corazón no caben ni odio, ni rencor. Mi alma estará siempre llena de energía que me permita querer, es lo que me hace feliz. Siempre me quedaré con lo bueno que me ha pasado, que me pasa y que me pasará. Encontrar la felicidad no es fácil, pero su búsqueda es lo que me mantiene vivo», ha escrito en sus redes sociales.

13Un empresario de éxito

Nacido en Canarias, pero criado en Madrid, Íñigo de Lorenzo es un empresario dedicado al mundo de la restauración y los establecimientos nocturnos. Es director, entre otros locales, de la discoteca Teatro Barceló. Ha estado saliendo con Marta López durante dos años y medio. Hace apenas un mes, Marta rompió con él para estar con Kiko. Entonces, ambos seguían compartiendo piso en la madrileña -y lujosa- calle de José Abascal.

12Una pareja de guapos

Durante el tiempo que estuvieron juntos, Marta López e Íñigo de Lorenzo formaban una de esas parejas que rozaban la perfección. Al menos, la estética. Como dos figuras de tarta de boda, parecían ser tal para cual y tener muchas cosas en común: cuerpos esculturales, sonrisa hiperblanqueada, pómulos a prueba de gravedad…

11Siempre presumían de cuerpazo y amor

10Aficionados al fútbol

Por si esto fuera poco, también les unían sus respectivas aficiones. Al parecer, a ambos les gustaba el fútbol. ¡Hasta lucían la misma camiseta de su equipo favorito! Nada más entrañable que ir conjuntados por amor…

9Besos por aquí, posturitas por allá

En la redes sociales de Íñigo y de Marta era habitual verles exhibir su amor en los sitios más cool de Madrid… y parte del extranjero. Porque a los dos les encantaba viajar.

8Gente con estilo

Íñigo de Lorenzo está muy bien relacionado en las altas esferas de Madrid. Era frecuente verlo junto a Marta en los saraos con más estilo de la capital. Así de impecables lucían los dos.

7Cuerpos muy bien tonificados

Las verdad es que, viendo las imágenes, cuesta comprender cómo pudieron separarse. Incluso eran afines en tonificación muscular. Cero por ciento de materia grasa se percibe en esos cuerpos.

6Dos fans de la moda

Otra muestra de lo compenetrados que estaban Marta e Íñigo: sendos atuendos blancos, gafas de diseño, sonrisas nacaradas. Unos auténticos ‘fashion victim’.

5Se les rompió el amor

Pero todo tiene su final. Y, de tanto usarlo o no, se les rompió el amor.

4Mensaje de despedida

La joven también ha lanzado un mensaje de «cierre final» al periodo que deja atrás en sus redes. «La vida sigue, los cambios cuestan… etapa maravillosa de mi vida que dejo atrás, para empezar una nueva, no sé cómo».

3«Espero ser tan feliz como lo he sido»

Ahora, Marta solo piensa en el futuro que le espera junto a Kiko, del que está verdaderamente ‘pillada’. El pasado sábado fueron a una conocida discoteca de Madrid. Ella se deshizo en gestos de pasión y afecto con el colaborador. Besos prolongados, caricias en la nuca… hasta le limpiaba la comisura de los labios si se manchaba la boca. En su perfil de Instagram, ha publicado: «La vida son opciones, o arriesgas o no ganas; o no pierdes. Detrás de una imagen, hay una persona y unas circunstancias. Circunstancias que deberían ser conocidas antes de juzgar. Espero ser tan feliz como lo he sido».

2Marta López ha perseguido el amor

Abandonar los brazos de un hombre maduro por los de uno en plena senectud puede suponer asumir ciertos riesgos. Pero ella se ha entregado al amor y está dispuesta a afrontarlos.

1Y su exnovio tan solo le desea una sincera felicidad