Elsa Pataky comparte sus tablas de entrenamiento en su perfil de Instagram

Elsa Pataky ha compartido un video en su cuenta de Instagram en el que revela uno de sus secretos para tener ese cuerpo de escándalo. Unas tablas de lo más sencillas, que ella practica cuando saca a pasear a su perro por las playas de Australia. No tiene desperdicio...

A Elsa Pataky ser la mujer de Chris Hemsworth le sienta cada vez mejor. Está cada día más guapa. Y más fuerte. Esta semana, la actriz ha compartido un video en su cuenta de Instagram en el que revela uno de sus secretos para tener ese cuerpo de escándalo.

5Dándole duro al deporte

Emulando a la mismísima Jane Fonda, pero en versión playera, Elsa Pataky ha regalado a sus seguidores uno de sus secretos mejor guardados: sus tablas de entrenamiento. Con un acento inglés a medio camino entre el de L.A. y el de Byron Bay, la artista ha explicado que aprovecha cuando saca a pasear a su perro por las costas australianas para hacer ejercicio.

4Primer ejercicio: serie de zancadas

Estos ejercicios, asegura, se pueden hacer «en cualquier lugar y en cualquier momento». Ahora que ha abierto con su marido la app de entrenamiento @centrfit, Elsa está más puesta que nunca en trucos para ponerse dura como una roca. Su primera recomendación consiste en una serie de zancadas. Se mantiene la espalda recta y se dan largos pasos hacia adelante mientras se flexiona una de las rodillas. Es un ejercicio clásico. Ayuda a tonificar piernas… y culete.

3El paso del oso

Otro de los ejercicios que propone la actriz, también llamado «bear crowling», consiste en caminar a cuatro patas. En este punto nos planteamos si realmente esto se puede hacer, como ella indica, «en cualquier lugar». Incluso en la playa quedaría un poco extraño. Pero si la Pataky puede, ¡nosotras también!

2Ejercicios cardiovasculares

Después, la artista nos anima a practicar el «mountain climber» o escaladores en diagonal. Un ejercicio cardiovascular que ayuda a trabajar pecho, abdomen, piernas y glúteos (el punto fuerte de Elsa). Hay que ponerse a cuatro patas, apoyando las palmas y los pies en el suelo. Y, con la espalda recta, se debe pasar una pierna por debajo del cuerpo hacia el lado contrario. No tiene pinta de fácil, la verdad, pero viéndola a ella parece pan comido. (Bueno, mejor no hablemos de pan ahora).

1Para terminar… unas sentadillas

Para terminar, unas sentadillas de toda la vida. Pim, pam, pim, pam. Subir y bajar con el cuerpo recto, como si nos sentáramos. No tenemos playas tan idílicas que nos acompañen si ejecutáramos estas tablas, pero podríamos intentarlo. Quizás nos anime imaginarnos a Chris Hemsworth a pecho descubierto acompañando en los entrenamientos para abandonar la pereza definitivamente y darle tanta caña al cuerpo como Pataky. Todo es ponerse, chicas.