David Bustamante se pone romántico con Yana Olina y grita su amor a los cuatro vientos

David Bustamante ya no disimula que está enamorado de Yana Olina, pese a haber renegado de ella casi un año. Ahora no tiene reparos en decir lo que siente por su chica delante de todos

David Bustamante está enamorado y ya no se preocupa en disimularlo. Si los primeros meses de relación con Yana Olina vinieron seguidos de desmentidos o de afirmaciones de que tan solo eran amigos pese a su estrecha cercanía, ahora el cantante cántabro ya no se oculta. Ya no ha problemas para confesar que está enamorado, que su chica le ha trastocado los esquemas de su vida y que ahora sin ella volvería a zozobrar, como sin Paula Echevarría.

Yana Olina se despertó hace unos días muy filosófica, con ganas de compartir con sus seguidores un pensamiento profundo, existencial, que generó un gran debate. “La gente no ve el mundo como es, lo ven a través del prima de cómo es cada uno. Diferentes personas interpretan las mismas situaciones de manera diferente debido a las experiencias de la vida y educación que ha recibido. Es importante que intentes entender primero, y luego, ser entendido”.

Miguel Torres se retira del fútbol y manda un cariñoso mensaje a Paula Echevarría

Muchos de sus fans quisieron entrar a valorar la veracidad o no de la reflexión de Yana Olina, pero quizá la que más ha llamado la atención de todos ha sido el mensaje que le ha dejado David Bustamante. El artista no se ha resistido a dejarle un mensaje a su chica en su perfil, en relación a lo que ella ha planteado: “Pues yo creo que el mundo mucho más bonito y amable desde que llegaste a mi vida”, le dedicaba el cantante, que incluía un corazón para dar más fuerza a su romántico mensaje.

Sin embargo, el buen rollo ha terminado de forma precipitada, porque David Bustamante en su perfil ha compartido un mensaje que se aleja mucho del romanticismo planteado antes: “En esta vida el mediocre es el que más ruido hace y se atreven a criticar a quienes construyen, logran y consiguen. Simplemente por intentar no sentirse tan lejos de esos que admiran. Por que no se equivocan. La envidia es tan solo una gran admiración mal gestionada”, escribía a modo de reflexión. ¿A quién va dirigido este dardo envenenado?