Raquel, más valiente que nunca, se sumergió en el tanque de tiburones del Zoo Aquarium de Madrid, acompañada por el actor Maxi Iglesias, para probar la resistencia del teléfono Sony Xperia Z. «Para mi es muy importante trabajar para superar miedos -dijo Raquel- El tener la cabeza ocupada me centra y me devuelve a la normalidad».

La presentadora, que perdió a su marido, Mario Biondo, el pasado 30 de mayo, nos comentó que en estos días de luto estaba siendo clave el cariño de los suyos: «Me apoyo en mis amigos y mi familia. Soy la persona con más suerte del mundo. Tengo tanta gente que me quiere que si no fuera valiente sería una traidora y decepcionaría a toda esta gente», contó una agradecida Raquel.

raquel-y-maxi-1Raquel, con Maxi Iglesias, uno de los actores de Galerías Velvet, y que la acompañó en este evento.

Para ella era esencial acudir a esta cita, porque, asegura, «trabajar me viene muy bien». Eso sí, hay que dar tiempo al tiempo: «Recuperar la normalidad me costará un poco, pero voy dando un pasito tras otro. No quiero dejar de ser yo. Todos tenemos momentos de soledad, que son hermosos y tristes, pero hay que seguir adelante y buscar la fuerza en las cosas hermosas que nos rodean», dijo.

Raquel no quiso hablar de temas personales en este acto, por el que se dice que cobró más de 10.000 euros, así como tampoco comentó las declaraciones de su cuñada a través de Facebook (recordemos que la acusaba veladamente de que su dolor por la pérdida de Mario era falso). Respecto a las críticas que ha suscitado su uso de las redes sociales durante sus días de descanso en Formentera, la presentadora afirmó: «Mi teléfono no ha parado de sonar; no he dejado de recibir mensajes con el amor de mis amigos, de gente anónima a través de Twitter… Vivo pegada a él porque me está dando mucho calorcito. En este caso la tecnología se ha convertido el algo muy caluroso».

 raquel-primer-plano

 Raquel, con semblante triste y la mirada llena de nostalgia, va recuperando día a día la normalidad.

Sus planes para el verano

Dadas las circunstancias, los planes para este verano de Raquel Sánchez Silva están aún en el aire. De momento, descansar cerca del mar le sirve de cura, «me da paz y tranquilidad», afirmó. «Voy a estar con mis amigos y mi familia, para intentar reponerme porque de verdad tengo ganas de volver fuerte al trabajo el próximo otoño. Todavía no tengo nada decidido ni planificado. Ahora mismo voy buscando el lugar que más me reconforte», añadió.

Sobre su futuro profesional ha dicho que le gustaría volver a la tele en septiembre, pero que todavía no había nada decidido en firme, aunque probablemente sería con el reality Acorralados.

Raquel-y-Maxi-_RcarritoRaquel y Maxi, rumbo al Aquarium para sumergirse en el tanque de tiburones.

raquel-buzoRaquel, buceando entre los tiburones del Zoo-Aquarium de Madrid, para probar la resistencia del nuevo teléfono de Sony.

raquel-y-maxi-tiburonesRaquel y Maxi, buceando entre tiburones… La presentadora dijo que lleva cuatro años practicando el submarinismo.