Raquel Sánchez Silva, de 40 años, está muy ilusionada con este proyecto: «Volver a la televisión y hacerlo con un programa tan dulce y capaz de hacer feliz a tanta gente es un premio para mí».
«Hacer un programa de televisión que parte de la sonrisa y el disfrute es un lujo. Además, trabajar con maestros reposteros españoles, tanto los reconocidos como los anónimos, me hace mucha ilusión», añade la presentadora de Mediaset, que se embarca en este nuevo reto tras su última participación en Expedición imposible.

Deja sitio para el postre nuevo programa que Cuatro produce en colaboración con Magnolia TV, cuenta con el maestro pastelero Paco Torreblanca como gran juez del programa. En él, reposteros amateurs y semiprofesionales competirán en equipos por realizar las mejores creaciones reposteras del país. Deja sitio para el postre servirá para contar que España es un país «número uno en repostería. Por este motivo tendremos con nosotros a los gurús de este arte culinario», comenta Raquel, quien regresa al trabajo tras la muerte de su marido, el cámara Mario Biondo, el pasado marzo. Si quieres recordar el suceso PINCHA AQUÍ

Raquel Sánchez Silva es uno de los rostros más representativos de Cuatro. Desde los inicios del canal, la presentadora ha estado vinculada a distintos programas, entre los que destacan las dos primera ediciones del reality de aventuras Pekín Express, los programas Soy lo que como, Perdidos en la tribu y Perdidos en la ciudad, el concurso El Cubo y otros espacios como Oído Cocina, Qué desperdicio o Idénticos, entre otros. Su último trabajo en Cuatro ha sido el reality de aventuras Expedición imposible, que finalizó en abril de este año. En Telecinco ha presentado Supervivientes: perdidos en Honduras y Acorralados: aventura en el bosque.

mario biondo

La presentadora regresa a la tele tras la muerte de su marido, el cámara Mario Biondo, el pasado mes de marzo.