Raquel Sánchez Silva, contrariamente a la actitud adoptada por la que fue durante menos de un año su familia política, prefiere dar por zanjado el triste episodio de la muerte de su marido, Mario Biondo, por ahorcamiento en su domicilio de Madrid. Mientras que sus suegros, Santina y Pippo Biondo, no acaban de aceptar las razones que dieron médicos forenses y policía españoles sobre las causas de la muerte de su hijo, Raquel respeta la decisión de los Biondo y no emite opinión alguna sobre la decisión judicial de la Fiscalía de Palermo de exhumar el cadáver de su marido, Mario, para realizar una segunda autopsia.

Raquel Sanchez Silva con un amigo en la exposición de fotos "UPCYCLING" en Madrid

Raquel Sánchez Silva, más delgada que nunca pero siempre procurando poner su mejor sonrisa ante las cámaras, estuvo arropada por sus amigos en la inauguración de la exposición.

Raquel que, unas semanas después del fallecimiento de Mario Biondo, se mudó de casa, trasladándose a un ‘loft’ en la zona norte de Madrid, se está preparando ya para regresar de nuevo al trabajo y recarga baterías junto a sus incondicionales amigos que están apoyándola en unos días difíciles en los que SE VUELVEN A REABRIR HERIDAS RECIENTES.

Raquel Sanchez Silva con un amigo en la exposición de fotos "UPCYCLING" en Madrid
Sin duda el calor y la comprensión de sus íntimos, siempre afectuosos con la periodista extremeña están siendo el mejor bálsamo para las heridas de Raquel Sánchez Silva.

EL PRÓXIMO PROYECTO TELEVISIVO de Raquel Sánchez Silva es un programa de Cuatro titulado ‘La incubadora’. Mientras se pone en marcha y se ultima su esperado regreso ante las cámaras, la periodista extremeña ha empezado a recobrar el ritmo habitual de su actividad asistiendo a un acto público de contenido cultural en el que estuvo rodeada por muchos de sus amigos, que en estos momentos de tanta dureza para ella, han formado piña en torno a Raquel Sánchez Silva.

Miguel Bose en la exposición de fotos "UPCYCLING" en Madrid

El cantante Miguel Bosé, dejó a sus hijos en casa para visitar la exposición sobre el reciclaje en la que coincidió con su amiga Raquel Sánchez Silva, con quien ha tratado desde hace años con frecuencia por sus múltiples negocios en Extremadura, la tierra natal de la presentadora.

Además de volver a la vida pública, como paso previo a su vuelta al trabajo ante las cámaras de televisión en Cuatro, todo apunta a que Raquel Sánchez Silva está dispuesta a seguir adelante con su tratamiento de fertilidad para vivir la experiencia de la maternidad, uno de sus deseos más queridos, aunque tenga para ella el agridulce sabor de emprender esta aventura vital en solitario tras la pérdida de Mario Biondo. En la inauguración de la exposición, Raquel tuvo oportunidad de saludar e intercambiar impresiones sobre embarazo y maternidad con el empresario sevillano Rosauro Varo, que está felicisimo por el anunciado estado de buena esperanza de su novia, la actriz Amaia Salamanca.
Quique Sarasola y su marido con Rosauro Varo en una exposición de fotos en Madrid

El empresario Quique Sarasola y su marido, Carlos Marrero, con Rosauro Varo, a quien felicitaron por el anunciado embarazo de su novia, la actriz Amaia Salamanca.