Tras la entrevista de los padres de Mario Biondo en la que se sostenía que Raquel Sánchez Silva ocultaba algo, ella ha movido ficha.


Los padres de Mario Biondo ocho años después de su muerte siguen buscando qué le sucedió. No creen en el suicidio del italiano y, de hecho, en ‘Sábado Deluxe’ sostuvieron este fin de semana que, según ellos, Raquel Sánchez Silva oculta algo. Cansada de acusaciones contra ella, la presentadora de televisión «está dolida y sorprendida» por todo lo dicho sobre su persona los últimos días. Aunque ella se esfuerza por pasar página, este hecho tan traumático todavía le persigue, una circunstancia ante la que no se quedará de brazos cruzados. Así se lo revela ella misma a su entorno, pues amenaza con nuevas demandas si fuera necesario. 

Raquel Sánchez Silva ha explicado a su círculo más cercano que se plantea llevar a los tribunales a quien haga falta. Mantiene que no le temblará el pulso ni un ápice si lo cree necesario, aunque esto implique poner contra las cuerdas a los familiares del que era su marido. La comunicadora considera que están «volviendo a traspasar las líneas rojas», dicen sus íntimos a ABC. Tanto es así, que Raquel vuelve a incidir en una realidad: solo ha sido requerida como testigo, por lo que la justicia no considera que ella esté relacionada con la muerte del que era su esposo. Ella prefiere seguir anclada en el silencio y, además, tiene claro que esta causa será archivada, un momento en el que ella podrá seguir con su vida.

Gtres/Telecinco

Mientras la familia de Mario Biondo se esfuerza por demostrar, al igual que algunos criminólogos, que el italiano no acabó con su vida por decisión propia, Raquel continúa al lado de su marido y de sus hijos. Fue hace tan solo un mes cuando junto a su abogado presentó una demanda por odio, amenazas e injurias contra la familia de Biondo, sin embargo, de nuevo se han sentado en un plató buscando respuestas sobre el fallecimiento de su hijo. En concreto, fue el pasado 5 de noviembre cuando el abogado de Raquel presentó la denuncia en las dependencias de la Unidad Central de Ciberdelincuencia, en Madrid. En este escrito se aseguraba que Raquel «sigue encontrándose sometida a una campaña de acoso a través de redes sociales y con la ayuda del Grupo Mediaset».

Detectives, abogados, peritos… son incontables los profesionales a los que la familia del que fuera cámara de ‘Supervivientes’ han recurrido para encontrar lo que ellos consideran una «muerte inexplicable». Santina y Pippo, los padres de Mario, no están dispuestos a rendirse, aunque la tercera autopsia mantenga que fue Biondo el que se quitó la vida. No tirarán la toalla, prueba de ello, que no hayan descansado ni un momento y busquen a día de hoy que se siga investigando lo sucedido.