Raquel Revuelta narra el drama que ha vivido en Indonesia

Si alguien le hubiera dicho a Raquel Revuelta poco antes de tomar su avión rumbo a Indonesia que sus idílicas vacaciones se terminarían convirtiendo en una auténtica pesadilla seguramente se hubiera reído. Sin embargo, así ha sido. El destino quiso que hace unos días el país asiático sufriera una catástrofe en forma de terremoto. Varios sismos que han sacudido algunas de sus islas más turísticas, sembrando el caos y dejando la fatídica cifra de, al menos, 319 muertos.

Por suerte la sevillana se encuentra bien, aunque todavía asustada. Así lo ha contado ella misma al programa ‘Hoy por hoy’ de la Cadena SER tras ser testigo de excepción de la tragedia al encontrarse muy cerca del epicentro.

En primera persona

“Ha sido la experiencia más dramática de mi vida, como una película de terror vivida en primera persona. Espantosa, terrorífica, de drama. No sé bien cómo describirlo”, empieza contando Raquel, que desvela que se encontraba a apenas 20 kilómetros del terremoto, de magnitud 7.

A salvo

Sobre las 20 de la tarde, cuando se produjo el temblor, que no pasó para nada desapercibido, Raquel se encontraba en su bungalow descansando.

Un día intenso

Por suerte, Revuelta decidió volver al hotel en vez de quedarse paseando por las calles. Por la mañana había hecho una excursión de snorkel que duró hasta las cuatro de la tarde que y, tras un relajante masaje, había decidido ir a su habitación.

Para olvidar

“Es como si se rompieran huesos o latigazos. Un chasquido brutal y a la vez un movimiento bestial que te deja paralizada y te llena de terror”, ha contado al programa de radio.

Sin daños mayores

Por suerte, la modelo solo sufrió algunas magulladuras y golpes en la cabeza, pero su alojamiento quedó totalmente destruido. “Nada para lo que podría haber sido porque nuestro bungalow está destruido”.

El miedo de después

Sin embargo, lo peor estaba por llegar y es que muchos pensaron que se podría repetir la tragedia del año 2004, cuando un tsunami asoló Indonesia. “Después vino el miedo al tsunami, subimos corriendo a una zona ‘más segura’, alejada de la costa y más elevada”. “Ha sido como volver a nacer”, ha sentenciado.

Pidiendo ayuda

Raquel Revuelta ha querido aprovechar su intervención para pedir ayuda para el país. ““Es horrible lo que está ocurriendo allí y soy una privilegiada que ha podido escapar con toda la gente que hay sufriendo”, explicó, añadiendo que la cifra de fallecidos es mayor a los datos conocidos.

Para el recuerdo

Sin duda, Raquel recordará las islas de Indonesia con un sabor agridulce y es que no ha dudado en admitir que “pensaba que no volvía, que ahí se acababa mi historia”.