Las recientes apariciones en televisión de Rocío Carrasco en televisión y sus declaraciones no tienen nada contenta a Raquel Mosquera. Cansada del relato de esta respecto al pasado familiar, ha desvelado por primera vez que le puso en su momento una demanda a la hija de Pedro Carrasco, pero que finalmente llegaron a un acuerdo extrajudicial. 

Fue el pasado fin de semana cuando la peluquera desvelaba que le puso «una demanda» a Rociíto «por perjudicarme en más de la cuarta parte de la herencia». Finalmente llegaron a un acuerdo «firmado por ella» en el que esta la «compensa económicamente al haber irregularidades en el cuaderno particional» porque cuando se hizo el reparto de la herencia tras la muerte del púgil ella estaba tan hundida que accedió al primer acuerdo que le ofreció la madrileña: «Preferí quedarme con lo sentimental y renuncié a parte de lo económico». Pues bien. Este lunes, la peluquera se ha dirigido nuevamente al público para lanzar una carta abierta en la que expone que todo lo que ha asegurado es cierto. Su misiva, con alusiones directas a Fidel Albiac, aporta documentación del inventario de bienes del cuaderno particional tras morir su primer marido.

Raquel Mosquera carga contra Fidel Albiac, «el maestro que dirige la oquesta» y que «nunca da la cara»

«Buenas tardes, mis Amores y mis Corazones», arranca diciendo en su escrito. «Os envío este documento, para que veáis como yo ayer en el programa de ‘Viva la vida’, donde trabajo de colaboradora, como sabéis. Cuando yo aporto esa documentación, se ve claramente los metros que tiene el piso«, continúa. A continuación hace referencia al marido de Rocío Carrasco, quien se habría puesto con una «compañera», a través «de supuestamente llamaditas del maestro que dirige la orquesta. Querían dar a entender de que se había tasado por 160 metros o algo más, para decir que estaban mal las cuentas».

«Si no digo esto, ya me conocéis y no me quedo a gusto. Recordarla, que reconoció unos años más tarde la hija de mi marido, firmando el documento, que firmó. Que no se hicieron bien las cosas. Por su parte. Teniéndome que aportar un dinero, sin llegar al que realmente me correspondía. Tras la demanda que la puse. Llegando a un acuerdo los abogados», prosigue. «Volver a recordarle (…) que no llevé abogado. Para que le quede claro y se lo recuerde al maestro, pareja de la hija de mi marido. Para que supuestamente no la confundan, y sea objetiva, y no quede mal ella. Ya que el maestro, aunque supuestamente dirige la orquesta, nunca da la cara. La dan otras personas por él. Como su pareja, que es la partitura y su escudo».

Al hablar de Fidel Albiac, Mosquera se pronuncia tajante como nunca antes lo había hecho. «Ya que él, sí estaba ahí con su gorrita y de brazos cruzados escuchando atentamente, muy bien los bienes que había o dejaba de haber etc…. Que por cierto, se me remueve todo esto cuando hablamos sobre este tema. Me recuerda al mismo momento y último día que estuvo mi Marido PEDRO conmigo con su hija y su pareja, con su gorrita y de brazos cruzados, escuchando atentamente todo lo que su hija le tenía que decir a su padre. Que quede clarito: había asesor fiscal y amigo de de Pedro y Rocío madre y que les llevaba siempre las cuentas a ellos y luego a mí también. Yo no llevé abogado, fui SOLA y ella si tenía abogado, su pareja actual (el maestro) y el asesor fiscal intermediario. Un abrazo y muchos besos para tod@s», concluye.

¿Cuándo se casaron Pedro Carrasco y Raquel Mosquera?

Raquel Mosquera y Pedro Carrasco se casaron en Huelva en 1996. Curiosamente, Rocío Carrasco ejerció de madrina. La muerte de Pedro Carrasco, el 27 de enero de 2001, puso fin a un amor que triunfó a pesar de los 26 años de diferencia entre ellos.