Así, en su blog también ha contado cómo ha sido la experiencia de la maternidad y de la paternidad, ya que, según nos narra, su marido, Pedro, fue el encargado de cortar el cordón umbilical, tras el alumbramiento, en el salón de su casa.

Después del nacimiento del pequeño y tras las lógicas lágrimas de emoción llegó su familia y su madre preparó su plato favorito para comer. Según cuenta, la vida volvió a la normalidad casi inmediatamente y su pequeño es un niño muy bueno al que a ella le encanta mirar durante horas mientras duerme.

La solista de El Sueño de Morfeo, grupo con el que nos representaron en el Festival de Eurovisión, está ahora mismo volcada en su pequeño y su carrera profesional como cantante, de momento, está aparcada, ya que Raquel está dando prioridad a su vida personal. Sin duda, su hijo no para de darle satisfacciones a ella y su marido, Pedro Castro, artífice de algunos de los videoclips con el que dio el salto a la fama la ex mujer del piloto Fernando Alonso.