Raoul y Agoney se dieron un beso al terminar su actuación.

La gala 7 de ‘Operación Triunfo’ ofrecía una noche repleta de emoción y sentimientos. Y así fue. Si hace unas semanas, la cadena pública hablaba abiertamente sobre la relación sentimental de Marina con su novio Bastian, un joven transexual, esta semana volvió a hacer alarde de que en TVE no hay estereotipos y que la época de censura y conservadurismo ha desaparecido. 

El momento llegó durante la actuación de Raoul y Agoney. La pareja de concursantes interpretó ‘Manos vacías’, de Miguel Bosé y Rafa Sánchez, una canción que habla sobre la historia de amor entre dos hombres que tras pasar una noche de pasión tienen que separarse. Al finalizar su interpretación, se dieron un beso que marca un antes y un después en la historia de la televisión pública. Justo en ese momento el publicó estalló en aplausos y vítores. 

Y es que no fue un beso cualquiera. Los dos concursantes con la ayuda de las clases de Los Javis supieron transmitir ese sentimiento de amor y pasión a todos los tele espectadores.  

Pero la historia no tuvo el final esperado. Ya que a pesar de la gran actuación, el jurado no se quedó muy conforme y propusieron a Raoul como nominado. Según los componentes del jurado, le faltó actitud encima del escenario. Este se enfrentará en la próxima gala con Cepeda, que una semana más vuelve a estar nominado.