Se ha echado de menos durante más de siete meses a Rafa Nadal en las canchas del mundo entero a las que ahora ha vuelto con tres mordiscos a un nuevo trofeo y una final para su currículum que le hacen recuperar la cuarta plaza. Rafa Nadal, dueño de 600 triunfos en el circuito con el de este domingo y de 22 Masters 1.000, más que nadie en este mundo, vuelve a triunfar y a derrochar talento y temperamento en las canchas de tenis para alegría de sus millones de admiradores.

Rafa Nadal en Indian Wells

Rafa Nadal, de 26 años, tuvo que darlo todo en la cancha para poder sonreír ante un nuevo triunfo deportivo que nos enorgullece a todos. 

Nadal luchó hasta su último aliento, sin casi esperanzas, cuando Del Potro mandaba en el marcador por 6-4 y 3-1, y en el momento que los cronistas empezaban a titular con la derrota del balear sus informaciones… Pero, nadie puede dudar de la raza y la fuerza de Rafa, ¡vamos, Rafa!, que volvió a escribir una tarde épica del tenis mundial con una reacción asombrosa reescribió otra de sus gestas y ganó un título en pista rápida, algo que no hacía desde Tokio en 2010. Ha vuelto Rafa Nadal, tan fiero como siempre, un héroe irrepetible: «Ha sido una de las victorias más emocionantes de mi vida, por venir de donde vengo», dijo en alusión a las lesiones que ha padecido los últimos meses.