Pero, ¿quién es Topacio? Nacida en Rosario, Argentina, también vivió en Brasil y Nueva York y gracias a una beca del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León aterrizó en nuestro país hace ya 14 años. Desde entonces, Topi, como la conocen sus amigos, ha hecho de España su casa y en sus comienzos trabajó como gogó haciendo shows en discotecas. Fue en un viaje a Ibiza donde conoció a un videocreador que le propuso ser corista de Fangoria y, desde entonces, se ha convertido en amiga íntima de Alaska y en compañera de fiestas y aventuras de Mario Vaquerizo.

Durante seis años, la argentina acompañó a Alaska y a Nacho Canut por todo el país e incluso formó su propia formación musical, ‘Leopardo no viaja’, pero un buen día decidió cumplir su sueño: dedicarse en cuerpo y alma al arte. Fue entonces cuando abrió en pleno barrio de Salamanca su famosa galería de arte la Fresh Gallery junto a su marido Israel Cotes, en la que tratan de impulsar las carreras de artistas emergentes, además de acoger exposiciones de veteranos artistas.

Topacio considera a sus amigos parte de su familia.
Topacio considera a sus amigos parte de su familia

La bailarina está felizmente casada desde hace diez años con el galerista, que siempre se mantiene en un segundo plano.

Topacio e Israel se conocieron hace años, pero no fue hasta hacen cinco cuando decidieron casarse.
Topacio e Israel se conocieron hace años, pero no fue hasta hacen cinco cuando decidieron casarse.

El gran público la conoció en el reality de sus amigos ‘Alaska & Mario’. Desde entonces, se convirtió en todo un animal televisivo teniendo identidad propia y dejando de ser ‘la amiga de…’. La artista ya ha hecho sus pinitos en programas como ‘Sálvame Deluxe’ o ‘Cazamariposas’ y ha participado como colaboradora en ‘Supervivientes’ e incluso hizo un cameo en la película de Álex de la Iglesia ‘Las brujas de Zugarramurdi’.

Muy amiga de sus amigos, Topacio les considera parte de su familia. Por eso la reciente pérdida de David Delfín le ha supuesto de nuevo un mazazo importante. Sin haberse recuperado todavía del fallecimiento de Bimba, a la que adoraba, la actriz aparecía el pasado domingo en el Museo del Traje de Madrid, donde se instaló la capilla ardiente del diseñador muy afectada y conmocionada: “Es un año muy duro. Llevamos dos pérdidas en menos de cinco meses de dos personas de nuestra familia. Por eso me quedo con lo mejor de ellos”, decía nada más salir de darle el último adiós a Delfín.

La galerista adoraba a David Delfín, por el que sentía un especial cariño.
La galerista adoraba a David Delfín, por el que sentía un especial cariño.