Esta vez apostó por un llamativo y elaborado disfraz de mariposa con vistosos colores y unas impresionantes alas. También se elevaba gracias a unas altísimas plataformas.

Mirando a este ser, nadie diría que la guapa Heidi Klum va debajo. El año pasado, la modelo también nos sorprendió con un disfraz de anciana que la hacía prácticamente irreconocible.

heidi-klum

El disfraz de Heidi Klum del pasado año, en el que iba irreconocible disfrazada de anciana