Sara Carbonero no deja de sorprendernos. Además de usar su Instagram para contar su rutina diaria junto a sus hijos Martín y Lucas en Oporto, o algunos de sus trabajos, Sara también nos deja ver algunos momentos pasados que vivió con felicidad, como el encuentro que tuvo con Antonio Banderas.

«#tbt de cuando tuve el honor de pasear del brazo de Antonio Banderas. Anda que no ha llovido. Yo era una niñata que estaba de los nervios y Antonio un hombre tan humilde y tan «normal» que nos lo puso a todos facilísimo. Es una de mis fotos preferidas, la típica que enseñaré a mis nietos con orgullo ?. @bernardodoral @elle_spain #2010 #echarlavistaatrásesbuenoaveces #metemblabanlaspiernas#buenosrecuerdos #laprimeravez #estodeltbtesunaexcusaparasacarfotosdelbauldelosrecuerdos«, ha escrito orgullosa.

sara-hijos
La periodista deportiva está encantada con la vida que lleva en Oporto.

Sara Carbonero está viviendo al máximo su vida en Oporto, ciudad de la que está enamorada. Así nos lo cuenta, sin parar, a través de las redes sociales, donde se ha vuelto muy activa a pesar del tiempo que tardó en compartir su primer vídeo. Sus hijos Martín y Lucas ya están bautizados. El último, el pequeño Lucas, tal y como contamos en SEMANA. Lucas nació el pasado 2 de junio, y Sara Carbonero e Iker Casillas celebraron el bautizo en la intimidad familiar.

Aunque en las últimas visitas a España por motivos profesionales, Sara Carbonero aseguraba que el bautizo de su benjamín no se podría celebrar antes de Navidad por falta de tiempo para organizarlo, finalmente fue el pasado 17 de diciembre la fecha elegida.

irene-carbonero
La familia de Iker y Sara no quiso perderse este día tan especial para ellos.

El bautizo tuvo lugar en la iglesia de Sao Joao de Foz, el barrio de Oporto en el que residen. Hasta ella llegaron Iker Casillas y Sara Carbonero junto a sus hijos: Martín y Lucas, el auténtico protagonista del día, en un Ranger Rover conducido por el futbolista, poco después de las dos de la tarde.

Sara Carbonero estaba muy guapa con un elegante vestido color berenjena y su larga melena semirecogida, peinada con ondas y adornada con una diadema joya. Por su parte, el portero del Oporto optó por un elegante traje azul y camisa blanca y corbata gris. Entre el pequeño grupo de familiares que les acompañó no faltó Irene, la hermana de Sara, también muy estilosa con un vestido rosa palo, y al igual que la periodista, una diadema para adornar su recogido.