Horas antes de que el Palacio de de Buckingham comunicara que los duques de Sussex dejan de ser 'Sus Altezas Reales', el príncipe Harry disfrutaba de una cena con amigos.


Después de una intensa semana en la que los duques de Sussex copaban la actualidad por su intención de independizarse de la Familia Real británica, este sábado salía a la luz un anuncio histórico: el matrimonio deberá renunciar a sus títulos y pagará la reforma de su hogar familiar de Frogmore Cottage. Un día antes que el mundo recibiera esta noticia, el príncipe Harry fue visto disfrutando de una divertida cena -la noche del viernes-, en un pub al oeste de Londres.

Harry y Meghan

Según publica el diario ‘Daily Mail’, el duque de Sussex mantuvo una distendida velada con amigos donde no faltaron las risas y las bromas. Alrededor de tres horas permaneció en el pub ‘Brook House’ situado en el barrio de Fulham. Este establecimiento es propiedad de un buena amigo, Mark Dyer, exoficial de la Guardia Galesa y un pilar fundamental en la vida de Harry. 

Las primeras imágenes de la Reina tras el comunicado

 

Mientras tanto, la Familia Real británica intenta recuperar la normalidad. Este domingo, la monarca acudía a la iglesia de Santa María la Virgen en Hillington, cerca de la finca real de Sandringham, en Norfolk, junto a su hijo, el príncipe Andrés.