Fue este jueves cuando conocimos la triste noticia. Olivia Valère, reina de la noche marbellí, fallecía el 9 de junio en París como consecuencia del cáncer de estómago que se le diagnosticó hace un año. Con apenas 75 años, la francesa que durante 40 años regentó la discoteca más exclusiva de la Costa del Sol se fue para siempre. Este viernes, sus amigos y familiares le han dado un último adiós en la localidad en la que se afincó a principios de los años 80, y que consideraba su verdadero hogar. Numerosas personalidades se han acercado al cementerio judío de Casabermeja para dar el pésame a sus seres queridos, en especial a su viudo Philippe Valereiba.

Visiblemente emocionado, el que fue marido de la empresaria ha intentado responder a la prensa gráfica cuando los reporteros le han manifestado sus condolencias tras la pérdida de su esposa. Roto, el francés no ha sido capaz de articular palabra. «Es un placer ver a tanta gente, hoy no puedo hablar, un abrazo fuerte», ha dicho en su breve encuentro con la prensa. En el funeral se ha podido ver también a los tres hijos de Olivia, Karen y Arnaud, fruto de su primer matrimonio con Albert; y Xavier, nacido de su segundo matrimonio con Philippe Valereiba.

El entierro de Olivia Valére ha tenido lugar en España por expreso deseo de ella. Llegó a nuestro país en el año 1983, de la mano de una de sus grandes amigas, la cantante Kimera. Enseguida se enamoró de Marbella. «Me quedé cautivada por el clima y a mi vuelta a París cerré mi discoteca y la abrí en Marbella», confesaba. Cautivada por los encantos de la Costa del Sol, no dudó en cerrar el local nocturno que regentaba en París y abrió uno en Marbella. La discoteca que llevaba su nombre fue inaugurada en 1984. Desde entonces, el establecimiento se convirtió en el lugar de recreo favorito de personalidades VIPS de todo el mundo. Por él han desfilado famosos de todos los rincones del planeta: desde el que fuera James Bond, Sean Connery, a Elizabeth Taylor, el cantante y músico Prince, el actor francés Alain Delon, el intérprete estadounidense Bruce Willis, el cantante mexicano Luis Miguel y Julio Iglesias, su hijo Enrique o Antonio Banderas.

La discoteca de Olivia Valère ha sido referencia en el mundo de ocio más exclusivo del planeta. Este espacio ha sido durante décadas el templo donde lo han pasado bien los grandes personajes que pisaron Marbella en los 80 y 90, los años de oro de la localidad. Personalidades que formaron la jet set y que ayudaron en gran medida a fomentar el turismo de ocio y de lujo en la zona.

«Todas nuestras condolencias para su familia y sus hijos. Olivia siempre fue una gran apasionada de Marbella. Fue una gran embajadora de Marbella y su legado perdurará. Era un día para estar con ella. Su nombre siempre estará unido al de Marbella», ha destacado la alcaldesa de la localidad malagueña, Ángeles Muñoz.