pocholo
Pocholo ha tenido un problema con un piso que posee en Barcelona.

Pocholo Martínez Bordiú se ha visto envuelto en una sorprendente y sórdida historia con una de sus propiedades.

Pocholo, al que todos recordamos por sus divertidas y disparatadas apariciones televisivas hace más de 10 años, con su inseparable mochila, sus golpes de melena y su peculiar forma de hablar y de ser, ha perdido la sonrisa esta vez.

El motivo es un problema que ha tenido con un piso que posee en Las Ramblas de Barcelona. La policía ha tenido que precintarlo tras ser conocedora de que era utilizado como lugar de citas.

Un inquilino del piso era el que subarrendaba la vivienda a espaldas de los propietario para concertar citas y encuentros sexuales esporádicos.

pocho
Pocholo tuvo que recurrir a la Policía para solucionar el problema.

Pocholo, al ser conocedor de esta situación, no dudó en denunciarla al Consistorio. Tras el aviso correspondiente a la Policía, esta comprobó que los hechos era reales y procedió a precintar la vivienda.

Aclarado el problema, Pocholo Martínez Bordiú ya ha recuperado el piso y ya podrá volver a alquilarlo.