Plácido Domingo vuelve a España para actuar este lunes en el Palau de Las Arts de Valencia. Es la primera vez que lo vemos en nuestro país después de las acusaciones de acoso y abuso sexual que se han hecho sobre el tenor. En los últimos meses lo hemos visto en otros países como Zurich, Viena o Salzburgo y sus obras tuvieron una gran acogida.

En las horas previas a interpretar su papel en la obra ‘Nabucco’, Plácido Domingo ha tenido la oportunidad de romper su silencio y defenderse de todos los ataques: «Cuando me refiero a los códigos de otras épocas en absoluto estaba relativizando el abuso o el acoso, no condescendía con eso. Nunca, nunca, nunca he abusado de una mujer, los españoles somos cálidos, afectuosos, cariñosos. He piropeado, he sido galante, pero siempre en los límites de la caballerosidad, el respeto y la sensibilidad», ha comenzado explicando en ‘Espejo Público’.

Ha desvelado qué ha podido ocurrir: «Creo que ha trascendido el escándalo ahora porque hay un contexto social muy concreto. El impacto es enorme por la repercusión de los medios y de las redes sociales. Influye mi popularidad, después de 60 años de carrera han querido derribarme en 5 minutos. Ni el paso del tiempo, ni las enfermedades, ni el deterioro de la voz, me habían puesto en peligro. Ahora sí lo pretenden hacer unas acusaciones de abuso o de acoso enfundadas».

Se ha querido defender también de otras acusaciones sobre la carrera de otros: «Nunca he truncado la carrera de nadie. No he prometido un papel a cambio de favores. Los hechos que sí pueden probarse demuestran mi compromiso con los jóvenes cantantes, y mi implicación en el alzamiento de tantas carreras».