Dos días después de dar la bienvenida al mundo a su cuarto hijo, el futbolista y la presentadora han abandonado el hospital La Moraleja, en Madrid.


Dos días después de dar la bienvenida al mundo a su cuarto hijo, Pilar Rubio y Sergio Ramos han abandonado el hospital La Moraleja, en Madrid, con su nuevo bebé en brazos. Pero no lo han hecho solos: les acompañaban sus otros tres hijos: Sergio Jr., de 6 años, Marco, de 4, y Alejandro, de 2.

Regresan a casa con Máximo Adriano

Visiblemente felices, y muy sonrientes, la pareja salía del centro hospitalario con su retoño envuelto en una manta de color mostaza. La presentadora, con un vestido de estampado floral, estaba muy guapa en el posado con la prensa. Por fin regresarán a casa con su esperado hijo. Un niño al que han llamado Máximo Adriano. Un nombre de emperador romano para este nuevo vástago, nacido el 26 de julio a las 18:56 horas con un peso de 3,270 kg. Junto a ellos se encontraban sus tres hijos mayores, todos ellos vestidos con ropa informal, perfectamente conjuntados, y cada días más parecidos a sus orgullosos padres.

Vania Millán desvela por error el sexo del bebé que espera Pilar Rubio

Felices ante la llegada de su cuarto hijo

«Mamá y bebé están perfectos», anunciaba la pareja tras el alumbramiento. El capitán del Real Madrid dedicaba, además, unas cariñosas palabras a su mujer: «Siempre orgulloso de ti, mi vida. ¡Te quiero con locura!». Junto a su mensaje, dos fotografías de los primeros minutos de vida del pequeño. Este bebé colma de felicidad a la pareja, que se dio el ‘sí, quiero’ en a Catedral de Sevilla en junio de 2019, después de siete años de noviazgo. Aquella boda de ensueño, a la que asistieron 400 invitados, fue el enlace más comentado del año, junto con el de Belén Esteban y Miguel Marcos, que contraían matrimonio una semana después.

Fue el pasado mes de enero cuando la colaboradora comunicó en directo en ‘El Hormiguero’ que estaba esperando su cuarto hijo. «Todavía no sé si es niño o niña, no estoy ni de tres meses», dijo delante de Pablo Motos y la cantante Bonnie Tyler, invitada esa noche al programa. Entonces admitió que, a pesar de su estado de gestación, su intención era seguir al pie del cañón trabajando. Sin embargo, la crisis sanitaria del coronavirus paralizó durante un tiempo las emisiones en directo del programa. Cuando éste regresó a la parrilla, aún en estado de alarma, su estado de gestación le impedía regresar al plató.  En los últimos meses, la madrileña no ha dejado de cuidarse y ha continuado sus ejercicios de entrenamientos hasta el último día.