Las más guapas y elegantes se dan cita estos días en París para asistir a los espectaculares desfiles de la Semana de la Alta Costura. El del diseñador Jean Paul Gaultier congregó a muchas famosas, entre ellas un par de españolas de rompe y rasga, Paz Vega y Rossy de Palma.

Ambas actrices mantienen una cordial relación con el modista francés a raíz de las colaboraciones de éste con Pedro Almodóvar, ya que ha diseñado trajes especiales para varias de sus películas, como Kika, La mala educación y últimamente La piel que habito. Precisamente Paz Vega ha vuelto a trabajar con el director manchego en su próxima película, ya rodada, Los amantes pasajeros, después de haber hecho un breve papel en Hable con ella (2002). 

Paz-Vega-Paris

La actriz sevillana, de 37 años, eligió un conjunto con toque rock dando una gran importancia al maquillaje.

Paz Vega, que cumplió 37 años el pasado 2 de enero, acudió en solitario a la cita, derrochando un estilo rock gótico, con el que acaparó muchas miradas. Venía de rodar la película que se está haciendo sobre la vida de Grace Kelly, con Nicole Kidman como protagonista, en la que ella interpreta a la soprano Maria Callas. Su marido y representante, Orson Salazar, se quedó con los tres hijos de la pareja: Orson, Ava y Lenon, de cinco, tres y dos años.

Una vez dentro, se sentó junto a Rossy de Palma y comentaron juntas los nuevos trabajos de Gaultier. El diseñador presentó una colorista colección inspirada en los gitanos de la India: «Es brillante, son increíbles los colores que ves en Rajastán. He intentado recrear un poco de eso, sobre todo la parte gitana más que la de los Maharajás», contó el creador a los medios. 

Paz-Vega-Paris-desfile-Gaultier

Paz, sentada en el front row o primera línea, antes del desfile.