El refugio de Paz Padilla para disfrutar de su familia en Navidad

Esta espectacular masía propiedad de la presentadora está situada en la provincia de Gerona y cualquiera que lo desee puede disfrutar de una estancia allí, ya que se alquila al público.

Un remanso de paz después de cientos de directos, jornadas maratonianas de trabajo y muchas horas de televisión. Paz Padilla ha encontrado en el municipio gerundés de Vilademuls su verdadero refugio para disfrutar de las fiestas navideñas y vivir un fin de año en familia. Esta acogedora masía, Can Miquelet, es propiedad de la gaditana, donde acostumbra a reunir a los suyos. Lleva nada menos que veinte años  disfrutando de todas sus comodidades. Además, quien lo desee puede alquilarla a través de un conocido portal de reserva de alojamientos.

Pase y vean. 

Leer más: Nos colamos en el fiestón que Paz Padilla ha celebrado con su familia y amigos

6Siete dormitorios independientes y cuatro baños

Esta casa, situada a 26 kilómetros de Gerona, consta de siete estancias independientes y cuatro cuartos de baño. Las dos suits principales comparten baño. El aeropuerto de Girona-Costa Brava se sitúa a 35 kilómetros.

5Chimenea para un cálido Fin de Año

En la decoración, de estilo rústico, abunda la madera y los tonos claros. No podía faltar una cálida chimenea para los fríos días de invierno.

4Jardín y piscina exterior

La casa también cuenta con una piscina exterior de agua salada y un cuidado jardín, un lujo reservado esta vez para los calurosos días de verano. 

3Una cocina completamente equipada 

La cocina de madera cuenta con una gran isla central en la que se pueden reunir todos los invitados y hacer las delicias de los comensales.

2Todos los detalles

Piano, mesa de billar, sala de juegos… la masía posee muchos alicientes para que la estancia en ella sea un auténtico éxito.

1Una masía abierta al público

Quien lo desee podrá disfrutar de una estancia en esta casa propiedad de Paz Padilla. Su precio varía según la temporada, para la alta, un fin de semana tendría un valor de 1.000 euros. En cuanto a la temporada baja, el precio sería de 800 euros.