Paula, que llegó a las cinco de la tarde a la iglesia de Candás, después de haber velado a su abuela en el tanatorio de la localidad, se apoyó en su esposo, Bustamante, antes de reunirse de nuevo con su padre, Luis Manuel Echevarría, el hijo mayor de la fallecida, a quien la actriz intentó consolar ayudada por su madre, Elena Colodrón. Aunque intentó mantenerse entera y disimular su dolor tras unas enormes gafas de sol, el dolor de Paula Echevarría se desbordó en distintos momentos de las exequias fúnebres celebradas en Candás por Olivia Muñiz, a la que la actriz dejó un emotivo mensaje en las redes sociales: «Cuando las personas que amamos nos son arrebatadas, la mejor manera de mantenerlas con vida es no dejar de amarlas…».

Paula Echevarría y sus padres en Candás

La popular actriz asturiana con sus padres, Luis Manuel Echevarría, hijo de la fallecida, y Elena Colodrón, en el último adiós a Olivia Muñiz en Candás.

A la salida de la misa de funeral, Paula se deshizo en llanto y ni sus grandes gafas fueron suficientes para contener unas lágrimas incontrolables que terminaron enjugadas en su pañuelo. Mientras sus padres intentaban consolarla, uno a cada lado de la admirada actriz, David Bustamante la seguía apoyando y representándola al ocuparse de portar el féretro de la fallecida junto a los primos y otros familiares de Paula Echevarría.

David Bustamante portó el féretro de la abuela de Paula

David Bustamante ha sido uno más de la familia y portó el féretro de la abuela de Paula, primero hasta la iglesia y luego en su camino al Campo Santo.

Antes de transportar los restos mortales de su abuela hasta el cementerio de San Bernardo donde iba a ser sepultada, Paula Echevarría se mostró desolada por el dolor de esta pérdida que tan hondamente la ha afectado. compungida y profundamente triste, Paula tuvo que dar por finalizado el más triste de sus viajes a Candás, un pueblo que visita con frecuencia porque siempre presume de sus raíces asturianas.

David Bustamante portó el féretro de la abuela de Paula

Paula Echevarría no pudo controlar el llanto en distintos instantes de las exequias por su abuela Olivia, a la que estaba muy unida, por lo que esta despedida la ha roto de dolor.

La de Paula Echevarría era la viva imagen del dolor a la salida de la misa de funeral, su rostro recordaba al de las Dolorosas tradicionales de nuestra imaginería religiosa y ni Luis Ángel ni Elena, sus padres conseguían consolar a la actriz en esos instantes de desgarrador sentimiento de pérdida. Paula no pudo evitar mostrarse rota en este último adiós a su abuela, a la que estaba muy unida.

Paula Echevarría y sus padres en Candás
Paula está abatida tras perder a su abuela, Oliva Muñiz, que tenía 85 años y tres hijos, Luis Ángel, Manuel Ignacio y María Oliva, cuatro nietos y tres bisnietos. En la foto, la actriz junto a sus padres.