La actriz acaba de desvelar el tamaño y el peso que tiene su hijo Miguel cuando está a pocas semanas de darle la bienvenida. ¡Paula y Miguel cuentan las horas para conocer la carita de su bebé!


Paula Echevarría ya cuenta los días para conocer a su hijo. En el octavo mes de embarazo, la actriz está viviendo con felicidad las últimas semanas antes de dar a luz. Ella misma revelaba lo feliz que estaba con su panza. Ya está todo preparado para recibirlo, ya que tiene ya su cuarto montado. «Esperándote», escribe a pocos días de conocer la carita del pequeño Miguel Jr.

Gracias a una aplicación que tiene en el móvil sobre la evolución del embarazo, Paula Echevarría ha podido conocer el tamaño y el peso que tiene ya su bebé. El pequeño Miguel ya tiene el tamaño de un cordero y pesa entre 2,80 y cuatro kilos. En plena cuenta atrás para dar a luz, Paula ya está deseando conocerlo. La actriz ha podido conocer, además, la longitud que tiene el pequeño: entre 48 y 52 centímetros.

La última vez que Paula compartió el tamaño de su bebé fue hace unas semanas, cuando Miguel tenía el tamaño de un cachorro de león, justo cuando estaba entre la semana 32 y 35 de embarazo. Ahora ya está en la semana final de su embarazo y no puede estar más nerviosa por conocer la carita de su pequeño.

Paula enseña que su bebé ya tiene el tamaño de un cordero

© Redes sociales.

Hace apenas unas horas, la actriz nos dejaba ver algunos detalles que tienen que estar preparados sí o sí para su llegada. Y nos ha enseñado cuál es la cunita que ha elegido para el bebé, donde dormirá durante los primeros meses de vida. Se trata de una minicuna plegable con dosel. Ha elegido los tonos blancos y grises para decorarla, dejando atrás la moda de poner el color azul a los niños.

Gracias a la foto que ha compartido Paula Echevarría, hemos podido ver que la cunita esta colocada por ahora en el dormitorio de la actriz. Parece que tiene claro, que para estar más pendiente de él, dormirá junto a ellos durante los primeros meses. El parqué claro combinado con las paredes blancas hacen de la estancia un lugar muy agradable para un bebé.

Ya tiene lista la cunita de su bebé para cuando nazca

© Redes sociales.

Aunque la actriz está más cansada de lo habitual y que está muy hinchada, Paula sigue haciendo deporte adaptado a su estado. Andar en la cinta o ejercicios vigilados por su entrenadora personal son algunas de las actividades que está haciendo en casa, a la espera de que su hija quiera conocer este mundo. El deporte no es lo único que le está viniendo bien para sentirse mejor. Y es que la actriz tiene un truco para paliar los incómodos efectos del embarazo en su cuerpo.

Aprovechando que tiene piscina en su casa de Madrid, Paula Echevarría se mete en la piscina de su casa, que todavía tiene el agua muy fría, para bajar la hinchazón de sus tobillos. «Y después de entrenar… pies en agua bieeeeeen fresquita… A ver si hoy no parece que tengo esguinces de tobillos», escribe junto a un vídeo en el que muestra lo que hace para combatir este efecto incómodo del embarazo. De hecho, es el que peor lleva, ya que no es la primera vez que lo lleva a cabo.