Se ha acabado ‘Velvet’ y yo me pregunto en qué nueva serie meterán a Paula Echevarría y qué agonías le harán vivir a su personaje.

paula
Paula Echevarría se ha despedido a Ana en ‘Velvet’, una temporada que estamos deseando ver.

Paula Echevarría no va a ser una estrella de cine. Eso parece claro. Pero en la pequeña pantalla se lo come todo, como Terelu Campos las tardes que merienda en ‘Sálvame’. La actriz, de momento, puede disfrutar de las vacaciones y de su marido, que se ha puesto romántico hasta el empalago en su nuevo disco.

Paula Echevarría no es una actriz con grandes registros. O eso me parece a mí. Parece decir igual los parlamentos alegres que los dramáticos. No me transmite, vaya. Sin embargo, tiene algo que otras con más talento que ella desearían: rezuma candor y es un personaje blanco, en el sentido figurado de la expresión.

Son estas cualidades las que la hacen idónea para tener una línea de colonias o para presentar planchas del pelo en un photocall. Es la mujer con la que millones se identifican y en la que se proyectan. Guapa, sin ser hiriente, encantadora y con una familia aparentemente perfecta, las marcas se la rifan para reunirse una mañana con los periodistas del gremio para venderles su producto.

Paula-PM3
Paula Echevarría es posiblemente la ‘it-girl’ más famosa de España.

Paula Echevarría sigue teniendo una fuente de ingresos gigantesca en su blog, posiblemente un gran porcentaje del tráfico que consigue la publicación en la que está alojado, sus eventos promocionales y sus redes sociales, ya que las marcas pagan muy bien también por un instagram o un tuit.

Por eso, no es la economía de Paula Echevarría lo que nos preocupa sino su carrera como actriz. ¿Cómo va a evolucionar? ¿Hasta cuando va a poder ser la chica mona de la serie? No es lo mismo ser su madre en la ficción en ‘Gran Reserva’, Ángela Molina, que Elsa Pataky. La primera seguirá haciendo de abuela hasta que se muera mientras que la segunda parece tener un recorrido artístico muy corto, aunque tiene un marido por el que media humanidad suspira.

DL_u285605_036-1280x853
El matrimonio da prioridad a su hija, Daniella, y se organizan para que no les eche en falta cuando está trabajando.

Mientras llega ese momento de la decadencia, a la que todos llegaremos, tardemos más, tardemos menos, crucemos los dedos para que las productoras le hagan una buena oferta para una serie de ‘prime-time’ que nos haga soñar con un chico conoce chica (o viceversa), guapos los dos, pero con piedras en el camino, hasta la culminación del amor.

Si la vida fuera así sería todo mucho más fácil. Pero ya se sabe que desde el amor llega el desamor, el hastío y hasta la ruptura. No siempre. Y ella y Bustamante, a quienes atribuyen crisis de vez en cuando, parecen destinados a durar. Juntos son más fuertes por separado. Eso está claro. Y una hija une mucho.

DL_u308233_008-1280x853
Bustamante ha vuelto a la música más romántico que nunca.