¡0!

Paula Echevarría, la cara y la cruz del momento que está viviendo

Paula Echevarría sigue siendo una de las actrices con más proyectos sobre la mesa. Dentro del difícil y competitivo mundo de la interpretación, que te lluevan las ofertas parece un lujo al alcance de pocos, y lo cierto es que a ella, de momento, trabajo no le falta.

En ella siempre se han conjugado una serie de requisitos y cualidades que han hecho que brille con una luz especial. Guapa pero de una belleza alcanzable, dulce pero con carácter, estilosa, amable, muy profesional y con una vida familiar idílica que compartía en redes sociales, haciéndola aún más cercana a sus seguidores.

Paula Echevarría
Una de las actrices más mediáticas y queridas.

Pero en los últimos tiempos algo ha cambiado en Paula Echevarría. Desde que fracasara su matrimonio con David Bustamante, la actitud de la actriz ante la prensa e incluso ante sus fans ha variado.

El amor, a veces, se acaba y no tiene por qué pasar nada. Donde se cierra una puerta se abre una ventana. Su separación de David Bustamante no tendría por qué empañar la imagen de Paula Echevarría. La vida es así y estas cosas ocurren en las mejores familias.

De hecho y para alegría de todos, ha vuelto a rehacer su vida. Paula parece haber encontrado de nuevo el amor junto al futbolista Miguel Torres. Pero intuimos que algo está fallando en la manera en la que Paula está tratando de gestionar esta nueva etapa vital.

Cierto es que el seguimiento mediático al que fue sometida tras su ruptura con David Bustamante podría haber asfixiado a cualquiera. Pero así es la fama.

Paula Echevarría se tensó, eso es evidente, y a partir de ahí la cercanía a la que nos tenía acostumbrados, y sobre todo, a la que tenía acostumbrados a sus fans, se disipó.

Desde aquel agobio (ella debería haber sabido que en cualquier caso sería momentáneo, que la tormenta mediática pasaría y todo se calmaría con el tiempo), Paula Echevarría decidió poner algo de distancia.

La cara y la cruz de la moneda que Paula ha lanzado desde su separación

La moneda cayó de cara para Paula Echevarría en el momento que se matrimonio se rompió, al encontrar de nuevo una ilusión junto a su pareja Miguel Torres y al centrarse en nuevos proyectos profesionales que le dan la vida.

Pero su cruz ha sido la nueva forma de enfrentarse de cara al público en esta nueva etapa vital. Atrás quedaron las fotos y vídeos publicados cada semana por Paula Echevarría con las que compartía instantes de su vida más íntima y familiar, momentos con los que se metía en el bolsillo a todos sus seguidores, (y a la prensa, claro que sí).

Un imán para las marcas.

Hoy su Instagram se ha convertido en un escaparate publicitario en el que Paula se dedica a posar con productos que publicita a cambio de una remuneración por parte de las marcas (y bien que hace). En eso y en una vitrina de los estilismos que luce en su blog de moda y, de vez en cuando, de algún selfie con compañeros de trabajo.

En definitiva podríamos decir que las redes sociales de Paula Echevarría hoy son… un poco más aburridas… Si a eso le unimos algunas meteduras de pata en los últimos días (un plantón de la prensa por llegar tarde a un photocall por aquí, un comentario desafortunado sobre el colectivo gitano por acá…), difícil endulzar las cosas publicitando un rímel o un teléfono móvil…

A partir de su separación decidió que su vida privada lo fuera del todo. Comprensible y respetable. Imaginamos que pensando sobre todo en su hija y por respeto a su expareja, Paula prefiere vivir los bellos momentos que sin duda estará viviendo junto a Miguel Torres, en total privacidad. Pero lo cierto es que desde entonces su imagen se ha enfriado algo. Es lo que ocurre cuando anteriormente has hecho tanto uso de estas herramientas para compartir con todos tu feliz vida familiar.

¿Ha perdido Paula Echevarría la frescura y naturalidad que antes irradiaba? Seguramente ella es la misma de siempre, pero no de cara a los focos (esa puede ser hoy su cruz). Lo que sí habrá ganado Paula es paz y tranquilidad (esa podría ser la cara de esta moneda).

Con todo y con eso, la actriz continúa teniendo su legión de admiradores incondicionales (se los ha ganado a pulso) y el cariño de la prensa (aunque lo pueda dudar en alguna ocasión).

10No le falta trabajo

no-le-falta-trabajo

Paula Echevarría sigue siendo una de las actrices con más proyectos sobre la mesa. Dentro del difícil y competitivo mundo de la interpretación, que te lluevan las ofertas parece un lujo al alcance de pocos, y lo cierto es que a ella, de momento, trabajo no le falta.

9Una luz especial

una-luz-especial

En ella siempre se han conjugado una serie de requisitos y cualidades que han hecho que brille con una luz especial. Guapa pero de una belleza alcanzable, dulce pero con carácter, estilosa, amable, muy profesional y con una vida familiar idílica que compartía en redes sociales, haciéndola aún más cercana a sus seguidores.

8Algo ha cambiado

algo-ha-cambiado

Pero en los últimos tiempos algo ha cambiado en Paula Echevarría. Desde que fracasara su matrimonio con David Bustamante, la actitud de la actriz ante la prensa e incluso ante sus fans ha variado.

7Un difícil divorcio

un-dificil-divorcio

El amor, a veces, se acaba y no tiene por qué pasar nada. Donde se cierra una puerta se abre una ventana. Su separación de David Bustamante no tendría por qué empañar la imagen de Paula Echevarría. La vida es así y estas cosas ocurren en las mejores familias.

6Encontró de nuevo el amor

encontro-de-nuevo-el-amor

De hecho y para alegría de todos, ha vuelto a rehacer su vida. Paula parece haber encontrado de nuevo el amor junto al futbolista Miguel Torres. Pero intuimos que algo está fallando en la manera en la que Paula está tratando de gestionar esta nueva etapa vital.

5Un seguimiento asfixiante

un-seguimiento-asfixiante

Cierto es que el seguimiento mediático al que fue sometida tras su ruptura con David Bustamante podría haber asfixiado a cualquiera. Pero así es la fama. Paula Echevarría se tensó, eso es evidente, y a partir de ahí la cercanía a la que nos tenía acostumbrados, y sobre todo, a la que tenía acostumbrados a sus fans, se disipó.

4Ha puesto distancia

ha-puesto-distancia

Desde aquel agobio (ella debería haber sabido que en cualquier caso sería momentáneo, que la tormenta mediática pasaría y todo se calmaría con el tiempo), Paula Echevarría decidió poner algo de distancia.

3Centrada en nuevos proyectos profesionales

centrada-en-nuevos-proyectos-profesionales

La moneda cayó de cara para Paula Echevarría en el momento que se matrimonio se rompió, al encontrar de nuevo una ilusión junto a su pareja Miguel Torres y al centrarse en nuevos proyectos profesionales que le dan la vida.

2Atrás quedaron las publicaciones de este tipo

atras-quedaron-las-publicaciones-de-este-tipo

Pero su cruz ha sido la nueva forma de enfrentarse de cara al público en esta nueva etapa vital. Atrás quedaron las fotos y vídeos publicados cada semana por Paula Echevarría con las que compartía instantes de su vida más íntima y familiar, momentos con los que se metía en el bolsillo a todos sus seguidores, (y a la prensa, claro que sí).

1Un escaparate publicitario

un-escaparate-publicitario

Hoy su Instagram se ha convertido en un escaparate publicitario en el que Paula se dedica a posar con productos que publicita a cambio de una remuneración por parte de las marcas (y bien que hace). En eso y en una vitrina de los estilismos que luce en su blog de moda y, de vez en cuando, de algún selfie con compañeros de trabajo.