La actriz, de 35 años, es una mamá con mucho estilo.