Cuando Paula Echevarría y David Bustamante tomaron la decisión de separarse posiblemente acordaron tener la mejor relación que les fuera posible a fin de que su hija Daniella no se viera envuelta en un enfrentamiento familiar que podría ser muy amargo. Pero las cosas no siempre salen como uno planea y tras casi un año viviendo por separado la no relación entre ellos ha tomado unos tintes mucho más tensos de lo que esperaban.

Cada uno por su lado, Paula y David han despedido el año rodeados de los suyos y no han querido dejar de enviar un mensaje a todos sus seguidores a través de Instagram, la red social de cabecera de ambos.

El mensaje de Paula, acompañado de un vídeo que recogía algunas de las imágenes más importantes de su año, se resume en un agradecimiento a todos los que han hecho del 2017 un año de sonrisas para ella, sin negar las lágrimas que ha derramado: “Gracias a todos los que habéis formado parte de cada una de las sonrisas durante este año.. Si, también ha habido lágrimas pero como siempre digo «lo que no nos mata nos hace más fuertes»?.. así que prepárate 2018 que te voy a coger con muchas ganas!!! ?? #Paz #Amor#FelizAñoNuevo #Bienvenido2018#TeEstabaEsperando#365PaginasParaLlenarDeCosasBuenas”.

Por su parte, David, se ha puesto más serio. Un selfie en el que aparece con la mirada perdida es la imagen que ha elegido el artista para hacer públicos sus mejores deseos para todo el mundo, su agradecimiento a la gente que le cuida y el perdón a quienes le dañan: “Mirando al futuro, dejando atrás un año feo en muchos aspectos, pero que me ha servido para aprender y crecer… os deseo lo mejor a todos… agradezco a quienes miman mi alma y perdono a los que la han hecho daño alguna vez… Os quiero!!!️FELIZ 2018!!!”.

Echando un vistazo a sendos mensajes se puede ver como la actitud que han mantenido a lo largo del tsunami informativo que ha supuesto su separación se ve reflejada en el resumen que cada uno ha querido hacer. Así, Paula sigue con si actitud positiva y sus ganas de comerse el mundo a pesar del fracaso sentimental que ha supuesto su separación del padre de su hija y, en cambio David, aún trata de olvidar los momentos que han hecho del 2017 su año más complicado.

Un duro golpe para ambos

un-duro-golpe-para-ambos

Cuando Paula Echevarría y David Bustamante tomaron la decisión de separarse posiblemente acordaron tener la mejor relación que les fuera posible a fin de que su hija Daniella no se viera envuelta en un enfrentamiento familiar que podría ser muy amargo. 

Han intentado llevarlo de la mejor manera posible

han-intentado-llevarlo-de-la-mejor-manera-posible

Las cosas no siempre salen como uno planea y tras casi un año viviendo por separado la no relación entre ellos ha tomado unos tintes mucho más tensos de lo que esperaban.

Vidas completamente separadas

vidas-completamente-separadas

Cada uno por su lado, Paula y David han despedido el año rodeados de los suyos y no han querido dejar de enviar un mensaje a todos sus seguidores a través de Instagram, la red social de cabecera de ambos.

Muy positiva

muy-positiva

El mensaje de Paula, acompañado de un vídeo que recogía algunas de las imágenes más importantes de su año, se resume en un agradecimiento a todos los que han hecho del 2017 un año de sonrisas para ella, sin negar las lágrimas que ha derramado.

Con la mirada perdida

con-la-mirada-perdida

Por su parte, David, se ha puesto más serio. Un selfie en el que aparece con la mirada perdida es la imagen que ha elegido el artista para hacer públicos sus mejores deseos para todo el mundo, su agradecimiento a la gente que le cuida y el perdón a quienes le dañan.

Un año complicado

un-ano-complicado

Echando un vistazo a sendos mensajes se puede ver como la actitud que han mantenido a lo largo del tsunami informativo que ha supuesto su separación se ve reflejada en el resumen que cada uno ha querido hacer. Así, Paula sigue con si actitud positiva y sus ganas de comerse el mundo a pesar del fracaso sentimental que ha supuesto su separación del padre de su hija y, en cambio David, aún trata de olvidar los momentos que han hecho del 2017 su año más complicado.