Pastora Soler se manifiesta sobre su polémica foto con la hija de Raúl Castro

La artista ha publicado una nota en la que explica la comida que tuvo en Cuba donde coincidió con la hija de Raúl Castro

Los últimos días, la cantante Pastora Soler ha copado la actualidad como consecuencia de su reciente viaje a Cuba. Una visita a la isla donde coincidió con la hija de Raúl Castro. De este encuentro  trascendió una imagen que provocó la suspensión de su concierto en Miami. Tras las informaciones publicadas, la artista ha querido explicar ella misma lo sucedido a través de una nota que ha compartido en las redes sociales.

Leer más: Pastora Soler, obligada a suspender su concierto en Miami tras cenar langosta con la hija de Raúl Castro

Pastora señala que su objetivo es «aclarar el motivo de dicho viaje y el aplazamiento del concierto en Miami». La cantante ha querido «dejar claro» que su presencia en la isla tuvo únicamente que ver con una invitación realizada por el colectivo LGTBI.

«Previo al evento, que organizaba CENESEX (Centro Nacional de Educación Sexual), acudimos al almuerzo informal en una casa particular, invitados por uno de los organizadores», afirma. Señala, asimismo, que fue allí donde coincidieron con diversas personas que no conocían, entre ellas, Mariela Castro. «Una vez finalizado el almuerzo nos dirigimos al Teatro donde estaba prevista mi intervención para colaborar en una gala interpretando algún tema mío», añade.

Asegura que la mencionada foto la realizó un invitado durante la comida y explica que fue entonces cuando recibieron una llamada del promotor del concierto en Miami solicitando un aplazamiento del mismo. «Pensaba que era mejor aplazar el concierto por las molestias despertadas a raíz de dichas fotos», cuenta.

Pastora Soler asegura que aceptó “tristemente” la propuesta de cambio de fecha. «Entendemos y respetamos las diferentes sensibilidades que en torno a esta situación se puedan dar».

La artista continúa con la intención de constatar que su «intervención en Cuba solo atendió a una acción solidaria y desinteresada económicamente, con el único objetivo de ofrecer mi música en apoyo a un colectivo que siempre ha sido maltratado y que en estos momentos sigue luchando por sus derechos«, escribe. Repite que no fue ella la responsable de suspender el concierto y que estará encantada de actuar ante su público en Miami.

Concluye pidiendo disculpas si alguien se ha sentido molesto. «Mi única intención era lo contrario; todo mi viaje a Cuba se hizo con el corazón hacia el colectivo LGTBI y el pueblo cubano», asegura.