Si sus parejas estuvieron unidas en vida, ahora ellos lo están tras su muerte. Charlie Centa y Pablo Sáez han tenido un papel importantísimo en la vida de Bimba Bosé y David Delfín respectivamente. Ambos estuvieron en la última y más dolorosa etapa de los artistas y, apoyándose mutuamente, se han convertido en dos ejemplos a seguir de compañeros de vida.

No fueron sus primeros, pero sí sus grandes amores y su discreta permanencia, siempre en un segundo plano, les ha convertido en los verdaderos protagonistas. Pablo Sáez, fotógrafo y Charlie Centa, modelo y DJ, los dos muy jóvenes pero unas mentes que fueron capaces de conquistar a dos los artistas más transgresores que hemos tenido en nuestro país. Siempre a su lado intentando ejercer de acompañantes en la tan dura lucha que los dos han protagonizado contra el cáncer.

Si sus parejas eran familia, ellos también lo eran. Los cuatro compartían gustos y aficiones. Ahora, tras la muerte de Delfín y Bimba, también comparten su dolor. Así lo han demostrado en una instantánea subida en las redes sociales en la que Charlie Centa hace referencia a los dos fallecidos y Pablo Sáez le inquiere su papel a lo que el modelo inglés le contesta. “Tú a mi lado para siempre”.

charliecenta3

A pesar de que Pablo conoció a David en el 2015, el poco tiempo que llevaban no le impidió tomar una de las decisiones más importantes de su vida cuando se instaló en el piso del diseñador en el momento en el que le detectaron un tumor cerebral. Cuidándolo, queriéndolo y amándolo, Pablo no se separó de David en todo este tiempo acompañándolo tanto en los buenos momentos como en sus últimos más dolorosos. Precisamente uno de los segundos fue en el velatorio de Bimba Bosé cuando una caricia y un dulce beso fue la única imagen que se pudo ver del diseñador.

PabloDelfin

Su homólgo, Charlie Centa, también compartió poco pero intenso tiempo con Bimba. A pesar que la diferencia de edad entre ambos era notable, lo cierto es que es que formaban un tándem perfecto en el que la amistad y el amor se mezclaban homogéneamente. Se conocieron en el año 2013 por las calles de Madrid y justo un año antes de que a su novia le detectaran cáncer en la mama izquierda. A partir de esa fecha, Charlie se convirtió en su mejor apoyo siendo partícipe de cada uno de sus avances y retrocesos y ejerciendo de segundo padre para Dora y June, las hijas de Bimba.