ortega-cano1

Este dato es al que ha dado más relevancia el abogado de la familia de Carlos Parra: «La sentencia determina que no se rompió la cadena de custodia de la sangre de Ortega Cano, que dio una tasa de alcoholemia de 1,26. No se vulneró ningún derecho suyo. La familia se siente aliviada con esta sentencia. La ejecutoria determinará si entrará en prisión o no».

Efectivamente, los magistrados han dado por válida la prueba de alcoholemia que le fue practicada con una muestra de sangre extraída en el hospital. La juez de lo Penal 8 había anulado esta prueba al entender que se había roto la cadena de custodia, algo que ha quedado revocado por esta sentencia.

El abogado de José Ortega Cano estaba muy descontento con la sentencia: «Estoy enojado, auqneu tengo que ser respetuoso. No he visto una sentencia de estas características jamás. Ya se lo he comunicado a mi cliente, que ha sido desfavorable, ya que, aunque no han aumentado la pena, han incluido un tercer delito. Aún tengo que estudiarla en profundidad, pero voy a presentar un recurso de Amparo al Tribunal Constitucional».