Oriana Marzoli e Iván González han roto su relación y ella ha dejado claro que la razón es la falta de apetito sexual de su chico. Él se ha defendido de esta acusación sacando más trapos sucios


La relación entre Oriana Marzoli e Iván González pilló a todos por sorpresa cuando ambos se presentaron en el reality veraniego de ‘La Casa Fuerte’ y a los pocos minutos de comenzar dieron pistas de que habían iniciado un romance. Sus broncas eran casi diarias y es que no debe ser fácil medir los roles dentro de una relación en sus primeras semanas en una situación de estrés como es un concurso de telerrealidad a la vista y crítica de cualquiera. Sin embargo, sorprendiendo a propios y extraños, la pareja de influencers terminó el concurso unida, sin intención de romper los lazos que les unía y presumiendo de romance en las redes sociales siempre que tenían ocasión. Es decir, en todo momento.

No obstante, lo bueno se acaba y Oriana Marzoli e Iván González han roto su relación. Algo que venía especulándose desde hace ya varios días, al comprobar que ni uno ni la otra compartían fotos y románticos mensajes en las redes sociales prometiéndose amor eterno como de costumbre. De esta empalagosa actividad viral ha dado lugar a un frío silencio, roto tan solo ahora por la propia Oriana Marzoli, que ha decidido romper su silencio y explicar públicamente la sorprendente razón que le ha empujado a romper son su chico definitivamente y sin intención alguna de darle una nueva oportunidad.

Foto: Telecinco

Oriana Marzoli e Iván González se vieron este jueves las caras en el plató de ‘Mujeres y Hombres y viceversa’, ahora presentador por Jesús Vázquez. En el plató ya se mascaba que algo sucedía entre ellos, pero el programa se desarrollaba con normalidad, dado que ellos ya no son los protagonistas de los tronos, sino asesores y ayudantes de los jóvenes para encontrar el amor en un ambiente poco propicio a los sentimientos auténticos. Oriana estaba viendo el programa desde su casa y parece que se cansó de ver el espectáculo y decidió estallar sin más en su cuenta personal de Instagram: “No es oro todo lo que reluce, sus promesas son una puta mentira, como todo. La forma de ser cariñoso no existe. Yo quedo de mala porque digo las cosas como son, pero me da igual”.

La falta se sexo, el motivo de su ruptura

Lejos de quedarse ahí, Oriana Marzoli decidió estallar sin miramientos su relación con Iván González y confesar que el motivo real de su ruptura está en un detalle: sus relaciones sexuales no funcionan como deberían. Haciendo alarde de su sinceridad, no tuvo reparos en hablar de esto delante de todo el mundo, explicando que su chico “no tiene apetito sexual nunca conmigo. No haces nada, porque no te nace hacerlo conmigo. ¡Todo le apesta de mí!”, se quejaba con dolor y algo de vergüenza por desvelar que no atrae a su chico como cabría esperar, siendo una de las reinas de la sensualidad y la provocación.

Foto: Instagram

Parece ser que el problema sexual entre Oriana Marzoli e Iván González no es cosa nueva, sino que han tenido que lidiar con esta problemática casi desde el inicio de su relación: “Solo tuvimos buen sexo el primer mes. ¡Hemos perdido el tiempo!”, sentencia Oriana, que no tiene reparos en saber que sus palabras causarán dolor en su chico, ahora exnovio. Iván no tardó en responder y aseguró que no estaba atravesando su mejor momento personal y que eso podría estar pasando factura en su rendimiento en los juegos de alcoba: “Cuando estás todo el día discutiendo a mí no me nace. Lo siento”, se quejaba a su exnovia.

Pero parece que el sexo, pese a jugar un gran papel en los motivos de su ruptura, no son su único problema. Dejando a un lado su falta de apetito sexual y compenetración como pareja, Oriana Marzoli añadió que ha comprobado que no se ve afín a Iván González: “No le gusta salir, no le gustan mis amigos, no le gusta nada de mí”, se queja la venezolana , que pronto comenzó a llorar: “Yo he dado mucho por ti. Es muy duro dormir al lado de una persona y preguntarle si de verdad te quiere, porque no te da cariño, ni te toca”. Algo que Iván terminó por no soportar más lo que estaba escuchando por parte de su novia de este verano: “No aguanto más. Tengo 28 años y lo que quiero es una relación estable, no esto”.