Nos han hecho esperar, pero el reencuentro entre Omar Sánchez y Marina Ruiz tras su paso por ‘Pesadilla en el paraíso’ ya se ha producido y ha sido de lo más romántico. La pareja vivió una intensa historia de amor en el reality, pero se emplazaron a continuar su romance fuera de la granja para ver si sus caracteres eran compatibles sin cámaras ni redactores de por medio. Y han cumplido la promesa, ahora que el exmarido de Anabel Pantoja ha resultado ser el último expulsado y ha recuperado su vida donde la dejó, aunque ahora con la novedad de que tiene novia. No ha logrado llevarse el premio final del concurso, pero se lleva el corazón ocupado.

Omar Sanchez Marina Ruiz cita
Foto: Instagram

El primer plan de Omar Sánchez tras salir de ‘Pesadilla en el paraíso’ ha sido poner rumbo a Córdoba, donde le esperaba su amada con muchos planes agendados para aprovechar el tiempo juntos al máximo. Un reencuentro especial que la pareja ha querido compartir con sus seguidores en las redes sociales, presumiendo de sonrisa de enamorados. La ilusión que sienten es evidente en sus rostros y es que están viviendo al fin sus primeras horas sin testigos, pudiendo ser ellos mismos sin pensar en qué dirá el público que sí ha visto sus primeros pasos como pareja hasta que formalizaron su affaire y se declararon “novios”.

“Instagram cerrado por urgencia de dosis de amor”, escribía Marina Ruiz risueña dando a entender a sus seguidores que estará tan entretenida con Omar Sánchez las próximas horas que se iba a ausentar de sus redes sociales. Una clara declaración de intenciones que todos han sabido interpretar y es que por fin pueden conocerse en profundidad, aunque comiencen compartiendo mesa y mantel en un restaurante en el que saciar su apetito. Aunque parece que les quedó hambre, pues luego terminaron disfrutando de dulces en la cama…

Omar Sanchez Marina Ruiz cita
Foto: Instagram

Omar Sánchez tenía muy claro en ‘Pesadilla en el paraíso’ que lo suyo con Marina Ruiz era un premio. Algo que también quiso subrayar cuando resultó expulsado y fue consciente de que el premio final se le ha escapado rozándole las yemas de los dedos: “Marina, no ha podido ser. A ti te hubiera gustado que hubiera llegado a esa final, tan cerquita que quedaba. He puesto todo de mí, he llegado a tope. Te quiero mucho, te espero y te veo en nada. Tengo muchísimas ganas de disfrutar los dos juntos”, espetó el canario para despedirse del concurso y, de paso, ir despejando la agenda de su chica para pasar tiempo de calidad juntos, el cual ha comenzado con Córdoba como telón de fondo.