Olivia Valère

Olivia Valère le hace la competencia a Melody con su casa

Quién diría que ‘Ven a cenar conmigo, summer edition’ es un concurso para valorar las dotes culinarias de los participantes porque más bien parece haberse convertido en una carrera para demostrar quién tiene mejor casa. Primero fue el palacio de Ángel Garó, después la impresionante vivienda de Melody y ahora Olivia Valère la que se suma a la competición para presentar su mansión en Marbella.

Olivia Valère

Para quien no sepa quién es, esta francesa afincada en España es una auténtica crack del mundo de la noche, sobre todo de Ibiza y la Costa del Sol. Suyas son varias discotecas que frecuentan famosos y gente de alto postín cada madrugada del verano. En lo personal es una mujer particular y que desafía a lo que se entiende como normal. Basta con saber que comparte techo con su marido y exmarido a la vez.

Su mansión en pleno corazón marbellí ha dejado ensimismados al resto de sus compañeros desde el momento en que pusieron un pie en ella. El patio estilo andaluz engrandece y da lustre al acceso de la vivienda. La decoración retrotrae a la época musulmana y tomarse un té en su terraza exterior lleva directamente hacia los cuentos árabes. La cocina, el salón y sus elementos dan buena muestra de que Olivia Valère es adicta al lujo y que cuida hasta el último fleco, por ejemplo, la vajilla, firmada por el mismísimo Christian Dior.

De aire clásico, la casa de la francesa cuenta con un despacho-salón donde realiza gestiones un tanto desordenado, pero lleno de libros y películas históricas. Sus fotos con famosos como Bruce Willis o Eva Longoria amenizaron la velada. Por si fuera poco, Olivia quiso despedir a sus convidados con una fiesta al aire libre con música y bailarinas en riguroso directo.

11Olivia Valère presume de casa en Marbella

10El patio andaluz da lustre a la entrada

9La decoración exterior recuerda a la etapa musulmana

8A la cocina no le falta de nada

7Manos a la obra

6La decoración del salón deja claro que es adicta al lujo

5La vajilla es de Christian Dior, ahí es nada

4Los invitados se han quedado fascinados

3El despacho-salón desde donde Valère hace las gestiones

2Eso sí, un poco desordenado

1Angel Garó se quedó alucinado con el disco de la francesa