En las últimas horas, Enrique Ponce se ha mostrado muy activo en las redes sociales. En su cuenta de Instagram -app que utiliza cada vez más desde que salió a la luz su relación con Ana Soria– ha ejecutado diversas ‘maniobras’ con las que parece dispuesto a transmitir varios mensajes.

Hace apenas unas horas tomaba una drástica decisión: borraba todas las fotos en las que aparece junto a su novia en su perfil oficial. Sn dar explicaciones de los motivos por los que eliminaba todo rastro de su affaire con la almeriense, el diestro quitaba de un plumazo las instantáneas en las que exhibía su romance ante los usuarios de las plataformas digitales.

El inesperado giro de Enrique respecto a Ana

portada-enrique-ponce-y-ana-soria

Su radical determinación se ha producido en un momento delicado. El valenciano y su aún esposa, Paloma Cuevas, ultiman todos los detalles de su divorcio: la custodia de sus dos hijas, el reparto de los bienes que comparten o el régimen de visitas de sus niñas, entre otros. Quizás estar inmerso en este proceso le haya animado, de manera temporal, a dejar a un lado su historia con Ana ante la atenta mirada de sus 211.000 seguidores.

Es posible que este inesperado giro en la manera en la que gestiona sus redes se deba a otras razones… ¿Una crisis en su noviazgo? Nada hace presagiar que lo suyo haga aguas, en absoluto. Que se hayan esfumado de golpe y porrazo las estampas de su ‘affaire’ con la estudiante de Derecho en cuestión de minutos parece formar parte de un nuevo ‘modus operandi’ en sus apariciones públicas. Mejor centrarse en lo profesional ahora que la pareja está en el centro del foco mediático. Así podrían recuperar un poco la calma en este periodo estival que está resultando muy intenso para ambos. Porque no hay un día que no se hable de ellos. Sin duda, se han ganado por méritos propios ser la pareja del verano.

Los últimos posts de Enrique Ponce, centrados en su labor profesional

Enrique Ponce 1

Ana, por su parte, mantiene todas las fotos que ha subido hasta la fecha con Ponce. En sus redes no se refleja, de momento, cambio alguno. Sus recuerdos más recientes con el de Chiva siguen estando presentes en su cuenta de Instagram. Hasta ahí todo aparentemente normal…

Han sido las recientes publicaciones del matador las que revelan de manera implícita el nuevo rumbo que quiere dar a sus redes. Poco después de quitar de su perfil las fotos junto a Ana subía varias imágenes de sus entrenamientos con el capote. «Clase en las embestidas y sentir la naturalidad del toreo!», detallaba, junto a ‘hashtags’ tan significativos como «#muydespacio #acompañar #sentir #soñar». Expresiones que bien podrían valer para manifestar cómo afronta su presente a nivel profesional, así como en el terreno personal. ¿Palabras con doble sentido? Ponce sabe bien cómo lidiar ante el público. Y sabe perfectamente medir sus palabras. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Dispuesto a «sentir»

Enrique Ponce 2

También su Stories recoge otra palabra cargada de significado: «Sentir». Un único término que, nuevamente, da testimonio de esta manera cifrada de expresarse. Ponce está dispuesto a «sentir» dentro y fuera de los ruedos. Una vez más, ha hablado más claro de lo que en principio pueda parecer. Juzgad vosotros mismos…