Narcís Rebollo es discreto, cualidad que demuestra en cada uno de sus actos. Trata de permanecer en un segundo plano y con su actitud jamás hace sombra a su pareja, Eugenia Martínez de Irujo. Sin embargo, su trabajo le ha llevado a la palestra mediática, pues es un magnate musical que ejerce como presidente de Universal Music en España y Portugal. Aunque su trayectoria profesional es pública, para muchos es un gran desconocido. Hasta ahora. Por primera vez, ha concedido la que es su entrevista más sincera y en ella no ha tenido reparo en confesarse como nunca antes lo había hecho.

«Yo entiendo que Eugenia es una niña que ha nacido y ha convivido con esto. Pero yo no. Nunca he posado con ella en un photocall. Es una regla no hablada. Ni cuando vamos a la gala Starlite, ni cuando asistimos a un evento benéfico, ni durante el Universal Music Festival. Si hay fotógrafos, suelo dar un paso atrás. La que interesa es ella, no yo», comienza diciendo para ‘Vanity Fair’. No obstante, es consciente del interés que genera y no tiene reparo en responder detalles de su pasado y presente con la duquesa de Montoro.

[Las palabras definitivas de Cayetano Martínez de Irujo que confirman su ruptura con Eugenia]

Con ella se atrevió a dar un paso inesperado hasta tal punto que en el año 2017 se casaron en Las Vegas. «Íbamos con el cachondeo y el cura nos preguntó si habíamos bebido. Nos casaron a las 11 de la noche. Es una boda de verdad. Antes hay que ir al Ayuntamiento y hacer un montón de papeleo (…) entiendo el matrimonio en un contexto en que quieras tener hijos y necesites una seguridad jurídica, pero ¿a nuestra edad? Es muy antiguo eso de casarse«, ha añadido sobre sus planes de Eugenia Martínez de Irujo.

[Eugenia Martínez de Irujo, la verdadera heredera de la duquesa de Alba]

Ambos están felices en su relación sentimental, la cual comenzó tras conocerse por amigos y proyectos en común. «Ella colaboraba con la Fundación Pequeño Deseo, ayudando con el tema de los niños, pedía deseos con artistas, coincidimos y…”, ha apuntado Narcís Rebollo en el citado medio. En cada una de sus letras es plausible su personalidad, un hombre tranquilo y cargado de talento. Pero, ¿cómo es cuando está alejado de los focos? «Soy una persona optimista. Siempre veo y busco el lado bueno de las cosas. Para mí, cualquier problema es una circunstancia más. Me cabreo pocas veces y tiene que ser algo realmente grave«, explica Narcís.