La actriz se mete en la piel de la exmujer de Carlos de Inglaterra.

Para Naomi es uno de los grandes retos de su carrera.