‘Beba’, como la llamaban cariñosamente sus nietos, ha muerto rodeada de sus seres queridos.


Isabel Preysler dice adiós a unos de los pilares de su vida. Su madre, Beatriz Arrastia y Reinares, ha fallecido este domingo a los 98 años, tal y como ha adelantado el diario ‘Abc’. ‘Beba’ como la llamaban cariñosamente sus nietos ha muerto rodeada de sus seres queridos. De origen filipino vivía en la casa de su hija situada en la exclusiva urbanización de ‘Puerta del Hierro’, Madrid.

Telecinco

Fue hace dos años cuando Beatriz Arrastia apareció por primera vez en un plató de televisión. Sus nietos, Julio José Iglesias y Tamara Falcó, la sorprendieron y le dijeron lo importante que era para ellos en el programa ‘Volverte a ver’. “Eres la mejor abuela del mundo, te queremos un montón”. Esta se mostró muy emocionada: “Mis nietos son maravillosos. No te puedes imaginar el cariño que les tengo. Ese cariño tan importante en la vida que me sale del alma”, afirmaba. También reconocía que el más travieso de todos durante su niñez había sido Enrique. Además en aquel debut televisivo se pronunció sobre su hija: «Es maravillosa, vale su peso en oro».

Isabel Preylser heredó de su progenitora su look exótico, también su elegancia y saber estar, tal y como ha destacado en más de una vez su hija Tamara. «En Filipinas eran consideradas muy guapas las hermanas Arrastia», dijo cuando participó en el programa que conduce Carlos Sobera. También recordaba que había aprendido de ella a educar a sus hijos: «Con nosotros es muy dulce pero de madre era bastante más estricta. Eso lo ha heredado nuestra madre».

Vídeo: Europa Press

Cuando falleció el padre de Isabel Preysler en 1992, Beatriz Arrastia se mudó a Madrid para vivir junto a su hija. Desde entonces no se han separado. Esta inculcó a sus nietos sus profundos valores religiosos. «En casa éramos un poco ateos, ni siquiera sabía que había misa todos los días. Nos metíamos con ella. Es un ejemplo para mí porque nunca dio su brazo a torcer. Consiguió que yo me convirtiera», afirmó Tamara Falcó sobre su abuela.

Por el momento, ningún miembro de la familia se ha pronunciado sobre la triste pérdida. La noticia ha pillado a Ana Boyer en Nueva York. La hija pequeña de Isabel Preysler se encuentra en la Gran Manzana acompañada de su marido, Fernando Verdasco. Precisamente allí su hijo pequeño, Mateo, cumplía ocho meses.

Una vida marcada por el fallecimiento de tres de sus hijos

Beatriz Arrastia, que procedía de un linaje riojano que se estableció en Filipina, y Carlos Preysler formaban uno de los matrimonios más consolidados de la alta sociedad filipina. La madre de la socialité se dedicó a negocios inmobiliarios, aunque siempre se centró en el cuidado de sus seis hijos. Una vida que pronto le dio un fuerte golpe después de tener que sobrevivir a tres de sus hijos. Enrique fallecía a los 25 años, después Carlos, quien estuvo durante varios años en la cárcel por estafa, y Beatriz, quien fallecía en 2011 víctima de un cáncer de pulmón.