Diego Osorio y sus hermanos desde hace unos días son completamente huérfanos. 25 años después de perder a su padre, Miguel Osorio y Díez de Rivera, han anunciado que ha muerto su madre, Gloria Nicolás-Correa Barragán, una triste pérdida que se ha hecho pública en las últimas horas. Ha sido el empresario quien se ha despedido de ella a través de una carta en la que asegura que está roto, pero satisfecho por la progenitora que tuvo la oportunidad de tener. Aunque no ha entrado en detalles acerca de qué ha sucedido, sí que ha gritado al mundo que siempre le estará agradecido por la vida que le pudo brindar.

Diego Osorio
Redes sociales

«La pena es el precio que pagamos por el amor, y mi alquiler acaba de subir. Ese precio se debe todos los días y de manera triste, lo pago con gusto. Las madres nos aman de una manera que creemos que debería durar para siempre, al menos la mía lo hizo. Un tipo de amor que hace que todo sea un poco mejor, especialmente cuando se está en problemas y en mi caso eso pasó mucho. Ahora ella se ha ido pero su amor nunca se irá, y yo me quedo buscando nuevas maneras de amarla. Ella no era perfecta, pero era mi madre y por eso estaré eternamente agradecido y lo diré hasta que pueda decírselo de nuevo en persona. Gracias y te amo, madre», escribe Diego Osorio.

Así confirma que atraviesa por su momento más duro y, aunque trata de hacerse a la idea, no le está resultando nada fácil. Gloria, quien era conocida como Yoyi en su círculo más cercano, fue despedida por su familia y amigos en la parroquia de San Agustín en Madrid, donde pudieron llorarla y despedirse de ella. Para explicarse sobre sus planes a partir de ahora, Diego Osorio ha compartido una frase de Pablo Neruda con la que recuerda que si nada le ha salvado de la muerte, «al menos el amor debe salvarnos de la vida». 

El empresario ha recibido muchos mensajes de ánimo y condolencias, entre otros, por parte de Alejandra Onieva o Gonzalo Caballero, entre otros, quienes le recuerdan cuánto lo siente.