Muere el diseñador Karl Lagerfeld a los 85 años tras un ingreso de urgencia

Karl Lagerfeld ha fallecido a los 85 años de edad en París tras ser ingresado de urgencia. El modisto de Chanel llevaba varios meses arrastrando problemas de salud que le han impedido estar en todos los actos de la compañía. Cuando se hablaba de retirada ha llegado la trágica noticia

El diseñador alemán Karl Lagerfeld ha fallecido a los 85 años de edad, tal y como ha publicado el diario ‘Le Figaro’ y han confirmado diversos medios internacionales a través de fuentes cercanos al modisto. El director artístico de Channel desde 1983, además de dueño de su propia firma desde 1984, ha muerto en el Hospital Americano de París, en Neuilly-sur-Seine, tras haber sido ingresado de urgencia.

Leer más: La Reina Letizia se pone sobria con un look de Karl Lagerfeld

El mítico diseñador Karl Lagerfeld, además de fotógrafo y estilista, llevaba una temporada alejado de los focos mediáticos y tan solo centrado en sacar sus colecciones sobre las grandes pasarelas. De hecho, en las dos últimas ediciones de la Semana de la Moda de París no subió sobre la pasarela a saludar a sus ilustres invitados del front row como viene siendo habitual. Tanto el pasado mes de septiembre como en la edición de febrero, su mano derecha, Virginie Viard, quien está llamada a sustituirle al frente de la firma Chanel, le cubrió en este gesto.

“Se sentía cansado” era la excusa que se esgrimía en aquel entonces, evidenciando que Karl Lagerfeld ya estaba arrastrando problemas de salud y que a la vuelta de la esquina estaba la posibilidad de que anunciase su retirada del mundo del diseño. No fue así. El diseñador ha estado al frente de la afamada firma hasta el final de sus días, logrando modernizarla y devolverle el brío que había perdido con el paso de los años.

Leer más: así es la mansión que Karl Lagerfeld vendía por 10 millones

Tan popular es la predilección estilística de Karl Lagerfeld como él mismo. Su indumentaria ha causado sensación desde hace décadas, a pesar de que siempre vestía de negro como si de un uniforme se tratase. Sus frases lapidarias le han granjeado más de una polémica, como cuando dijo que “los rusos son tan feos que si fuera mujer me haría lesbiana” o “odio a los niños”, que fue duramente criticado. También cuando aseguró que “los estampados florales son para gordas de mediana edad” o que “la clase media no tiene suficiente clase”, le hicieron convertirse en todo un personaje fuera de las pasarelas, aunque no fuese para bien.