La italiana Monica Bellucci, de 48 años,  y su marido, el actor francés Vincent Cassel, de 46, han decidido poner fin a sus 14 años de matrimonio. Así lo han confirmado los publicistas de Monica, y aunque por el momento no han trascendido las razones de la ruptura, es de imaginar que será por las ya consabidas diferencias irreconciliables. La pareja contrajo matrimonio en 1999 y tienen dos hijas: Deva, de ocho años, y la pequeña Leònie, de tres.

La noticia no sorprende demasiado a algunos amigos de la pareja, que saben que la suya ha sido una relación muy tormentosa, llena de altibajos, con rupturas y reconciliaciones apasionadas… Aunque parecían haber encontrado un curioso equilibrio, ya que pasaban separados gran parte del año, viviendo en países distintos.

Ahora los dos quieren lo mejor para sus hijos, mientras ambos se refugian en el trabajo. Monica rueda en Bosnia a las órdenes de Emir Kusturica la película En la Vía Láctea. Mientras que Vincent  acaba de rodar una nueva versión de La bella y la bestia, que ya llevó al cine Jean Cocteau, que se estrenará el próximo año.

Monica Bellucci y Vincent Cassel se separan

Formaban una pareja atípica y pasaban parte del año separados, en países distintos.