La fugaz declaración de Miguel Bosé deja a su madre, Lucía Bosé, sola ante el juez

Miguel Bosé ha declarado por videoconferencia en el juicio contra su madre, Lucía Bosé, por un supuesto delito de apropiación indebida de un dibujo de Pablo Picasso. Su decisión perjudica a su madre, porque la deja sola ante la acusación y el juez

Si el 8 de marzo es recordado por todos por ser el Día de la Mujer, este 7 de marzo también estaba fijado en el calendario de los medios de comunicación al ser el día en el que Lucía Bosé se enfrentaba a la acusación de un delito de apropiación indebida, por un dibujo de Pablo Picasso -cuyo valor se estima en 198.607 euros– que era de su empleada del hogar y que ella se quedó. En el juicio, que ha ocupado toda la mañana de este jueves y continúa por la tarde, Miguel Bosé tenía un papel importante para salvar a su madre, pero lo ha desaprovechado.

Leer más: así se enfrenta Lucía Bosé a su juicio más difícil

El cantante Miguel Bosé ha testificado este jueves en el juicio de su madre, Lucía Bosé, en la Audiencia Provincial de Madrid. Lo ha hecho, como estaba previsto, a través de una videoconferencia, sin acudir al juicio y sin estar al lado de su madre en tan duro proceso. Sin embargo, su declaración ha sido tan escueta y fugaz, que su presencia no tendría mucha justificación.

Ya han trascendido las palabras de Miguel Bosé. Eran escuetas y es que su conexión con el juez en pleno juicio ha sido para acogerse a su derecho a no declarar. Una decisión que se ampara a su derecho a no levantar un testimonio que podría perjudicar a su madre en su litigio contra las sobrinas de su exempleada del hogar. Con ello, no ha defendido la versión que mantiene su madre en su defensa, tampoco apoyando la versión contraria. Su respuesta al embrollo judicial ha sido el silencio.

La Fiscalía pide contra Lucía Bosé una condena de dos años de prisión por un supuesto delito de apropiación indebida de un dibujo que Pablo Picasso le regaló a su asistenta. La acusación, que defiende el derecho de las sobrinas de la trabajadora a heredar sus enseres, pide para la veterana actriz tres años de cárcel. La defensa, por su parte, solicita que se retiren los cargos, al no estar sustentados los requisitos del delito. Ahora tiene que hablar el juez y decantarse por una de las dos verdades enfrentadas.