Llegó al concurso sabiendo hacer solo perritos calientes y semana tras semana consiguió superar a otros famosos más manitas en el arte de la cocina como Loles León o Virginia Troconis, para él la gran favorita. En el duelo final ganó a su amiga Cayetana Guillén Cuervo, con un elaborado menú en el que aplicó muchas de las complicadas técnicas dignas de un cocinero con Estrellas Michelín. Incluso José Andrés, afamado chef asturiano afincado en EE.UU., aseguró en el último programa que su plato podría estar en la carta de su restaurante de Washington. El jurado ha alabado su gran entrega, sacrificio, afán de superación y las muchas horas que le ha dedicado a aprender entre fogones: «Me he pasado entre siete y nueve horas cocinando todos los días, siete días a la semana, siete semanas. Poder demostrar a toda la gente que me ha ayudado que todo mereció la pena, ha sido el mayor de los regalos. Ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida., muy emocionante».
Y lo primero que hizo nada más proclamarse campeón fue cocinar una paella para su familia.

mam
«Me he gastado un dineral en el mercado comprando comida. Todos los días cocinaba dos o tres cosas para aprender»

«Soy muy trabajador y no lo hago por ambición, lo hago para superarme a mí mismo. Como cuando me puse a estudiar francés hace tres años o a bailar en la época de UPA. Me encanta aprender. Siempre he puesto mucho tesón en lo que hago, y eso se lo debo a mis padres, porque nunca me han dorado la píldora y han sido tremendamente exigentes, en el buen sentido de la palabra. En mi vida ha habido mucho esfuerzo y por eso siempre he vivido que las cosas no pasan de una manera fácil», asegura Miguel Ángel dando así la explicación a cómo lo hemos visto superarse estas semanas en el concurso.

A pesar que el éxito le llegó  muy niño, asegura que nunca se le ha subido a la cabeza: «He crecido en un entorno muy sano y mi familia siempre me ha mantenido los pies en la tierra, porque han sido muy duros y exigentes conmigo, al igual que mis amigos. A veces hasta les tengo que decir que me doren la píldora. Todos presumen de mí, pero nunca delante de mí». 

miguel
«Mi familia siempre me ha mantenido los pies en el suelo».

Con Cayetana llegó a la final y ella ha sido su gran compañera en este viaje: «Conectamos desde el primer momento, tenemos una manera similar de ver la vida y de enfocar el trabajo. Ella también es muy currante y muy meticulosa. Hemos hecho una piña y sin ella no hubiese sido posible porque ha sido mi compañera, mi soporte y yo lo mismo para ella». A diferencia de la actriz, que tuvo en el plató el apoyo de su madre, su marido y su hijo, Miguel Ángel estuvo acompañado por dos amigos y su querida tata: «Es la hermana de mi bisabuela. Mis padres eran muy jóvenes cuando yo nací, tenían 18 y 21 años, tenían que trabajar y ella tenía 59 y se ocupaba mucho de mí. He pasado gran parte de mi infancia con ella, ella dice que le doy la vida, pero la vida me la da ella a mí. Mi familia es la parte más privada y a ellos les gusta estar en un segundo plano, pero evidentemente con las primeras personas que hablé fue con mis padres». 

A Miguel Ángel lo vemos ahora en la serie de Antena 3 «Amar el para siempre». El actor debutó con 10 años en la película » El palomo cojo», de Jaime de Armiñán de 1995, y se dio a conocer en la serie de televisión «Al salir de clase» (1997-2002) y, sobre todo, con «Un paso adelante» (2002-2005), para la que aprendió a bailar. De esa serie salió el grupo UPA Dance. Para 2017 tiene pendiente en el cine el estreno de «What About Love», junto a Andy García y Sharon Stone.

ganador
El actor con el premio que le acredita como ganador de MasterChef Celebrity. Además se llevó 75.000 euros que donó a la Ong Pequeño Deseo.

En el terreno amoroso no tiene pareja desde que rompió con la actriz Manuela Vellés hace un año, tras cinco de relación, antes también fue novio de Mónica Cruz, con quien sigue manteniendo una buena amistad. Cuando llegue el amor está seguro que cocinará a las mil maravillas lo que más desee.