"Soy incapaz de hacer daño a un niño", ha recalcado el actor.


Las últimas vacaciones de Micky Molina en Ibiza estuvieron marcadas por un suceso en el que se vio involucrada una niña. El coche del actor atrapó de forma accidental a una pequeña de nueve años. Un sonado incidente tras el cual la familia de la niña se posicionó rápidamente a favor de Micky Molina. Acerca de este tema se ha manifestado el intérprete durante su última aparición pública.

Micky Molina da la cara tras atropellar a una niña de 9 años bajo los efectos del alcohol

«Me cambió la vida», ha reconocido. Transcurrido el tiempo subraya que está todo pasado y prefiere no tocar este asunto porque le afectó considerablemente en su momento. «Tenéis que tener cuidado con ciertas filtraciones que hacen mucho daño a la carrera de alguien», ha indicado.

Micky Molina atropella a una niña de 9 años en Ibiza bajo efectos del alcohol

Cabe recordar que tras ese suceso que tuvo lugar en el aparcamiento del restaurante Cas Pagès, el actor dio positivo en el test de alcoholemia. «Soy incapaz de hacer daño a un niño. Son lo único puro que hay en el planeta, son lo más importante en mi vida», ha explicado conmovido. Añadía que todas las especulaciones que se hicieron en su día le ofendieron mucho.

Respecto a la niña protagonista de este accidente ha afirmado que la considera «como un ángel». «A mí sí me ha cambiado la vida». Fue el propio Molina quien bajó corriendo del coche pidiendo que se llamase a la ambulancia, momento en el que la niña “se levantó del suelo diciendo que estaba bien e insistiendo en que no le había pasado cosa alguna, intentado además tranquilizar al señor Molina, quien se encontraba muy nervioso tras lo ocurrido”. Los padres de la pequeña aseguraron que el actor “pidió reiteradas veces perdón muy compungido” y se interesó en conocer la evolución de la menor.