Michu dice ahora que sus duras declaraciones y acusaciones contra los Ortega, su familia política, fueron un malentendido y se deshace en halagos incluso con Gloria Camila. Vea el vídeo


Nunca se sabe por dónde va a salir Michu cuando se enfrenta a una entrevista. Un día puede cargar duramente contra la familia de su novio y padre de su hija, José Fernando Ortega, mientras que otro decide desmentirse a sí misma y hablar maravillas sobre su suegro, José Ortega Cano, la mujer de éste, Ana María Aldón, o su cuñada, Gloria Camila Ortega. Si hace tan solo unos meses se quejaba a través de una exclusiva de que estaba desamparada y sin ayuda por parte del diestro y su familia, asegurando que no le aportaban auxilio para sustentar a su hija Rocío pese a tener apuros económicos, ahora se desdice y asegura que la realidad es todo lo contrario. Ahora Michu mantiene con firmeza que su familia política son un gran apoyo para ella y que la relación con ellos es espléndida, casi idílica.

Vídeo: Europa Press

Este cambio de versiones despista, y mucho, a la audiencia, que no sabe a ciencia cierta cuándo dice la verdad y qué versión creerse. Tras reencontrarse con Ana María Aldón en el plató de ‘Viva la Vida’, Michu ha vuelto a ponerse frente a un micrófono a pie de calle. Esta vez trata de echar balones fuera y dejar claro que las durísimas declaraciones que realizó en contra de su suegro y su cuñada fueron fruto de un mero malentendido y que siempre han atesorado una perfecta relación por el amor que todos sienten por la pequeña Rocío.

Incluso habla maravillas de Gloria Camila, al menos ahora, pese a que hace tan solo un mes atrás estaban tarifando. Michu se quejaba de que no le dieron dinero cuando su hija lo necesitaba, mientras que la hija de Ortega Cano apuntaba hacia otro lado y dejaba claro que los fines de semana en los que su cuñada venía a Madrid, se los pasaba supuestamente de fiesta. Es más, apuntaba sin reparos a que “por dinero baila el perro”. Michu se desdijo de sus acusaciones, asegurando que la entrevista que concedió era falsa, pese a que ella misma la promocionase en sus redes sociales. Un lío de mentirijillas que, al final, la familia ha preferido creerse tan solo por el bien de José Fernando y la hija que tuvo con la polémica Michu.