El futbolista del Barça está muy sensibilizado con los problemas de la infancia, y todavía más desde que se convirtió en padre. Messi quiere con esta iniciativa concienciar al mundo de la necesidad de garantizar la comida, el agua y las medicinas a los pequeños más desfavorecidos: «todos los chicos y chicas tienen que tener las mismas oportunidades para vivir, crecer y desarrollarse», ha manifestado el deportista, embajador de buena voluntad de Unicef.

Thiago Messi

Messi y su pareja, Antonella, junto al pequeño Thiago.