Mercedes Milá abre su corazón a Risto Mejide

El nombre de Mercedes Milá es sinónimo de animal de televisivo y es que, a sus 65 años la periodista es uno de los rostros imprescindibles del panorama nacional. Tras un año de lo más tranquilo, la barcelonesa aceptó la invitación de Risto Mejide y se sentó a su lado en su ya famoso ‘Chester’ y así, cómoda y tan dicharachera como siempre, Milá abrió su corazón y sorprendió.

Tras 16 años al mando de Gran Hermano, la última edición arrancaba con Mercedes fuera del esquema y es que estaba pasando por un “agujero negro”. A pesar de que el reality es una de sus señas de identidad tiene muy claro que no va a volver. “No creo que vuelva a presentar ‘Gran Hermano’ en el día de hoy. Las cosas hay que dejar que pasen con calma (…). Empezó siendo un caminito pequeño y acabó convirtiéndose en una autopista al cielo”, confesó a Mejide.

Y es que GH fue, además de uno de sus mayores éxitos, el motivo de sus problemas de salud. “En los dos últimos ‘Gran Hermano‘ que hice, estaba en un agujero del que me costaba salir”, explicaba Mercedes a quien el alto nivel de estrés y de exigencia laboral hizo que pasara de ser “una tía positiva a verlo todo mal, negro”.

A pesar de esta negativa al concurso, se puso de lo más contenta de volver a saludar al ganar de la primera edición, Ismael Beiro, junto a quien desvelaba un detalle de su vida hasta ahora desconocido, pues admitió que en el pasado había consumido marihuana.

He fumado muchos porros en mi vida, de hachís y de marihuana, hasta un día que me sentó mal un canuto de marihuana y me creí morir. Ese día en Manzanares yo tenía invitados, les serví la cena y me pasaron un canuto. Le di dos caladas. Era una bestialidad lo que lo habían cargado. Me afectó mucho y eso que no era el primero. Me fui directa al lavabo y me desmayé. Al cabo de una hora vinieron a por mí. Nunca más he vuelto a dar una calada a un porro del miedo que llegué a pasar. Le vi la cara a la muerte”, confesaba ante un ojiplático Risto Mejide.

7Confesiones y risas

confesiones-y-risas

Además de duras confesiones Mercedes y Risto también tuvieron momentos para divertirse, como cuando la catalana decidió que tumbada estaba más cómoda.

6Imprescindible

imprescindible

El nombre de Mercedes Milá es sinónimo de animal de televisivo y es que, a sus 65 años la periodista es uno de los rostros imprescindibles del panorama nacional

5Gran Hermano

gran-hermano

Tras 16 años frente al programa hace un año Mercedes Milá tuvo que decir adiós un formato que acabó por observarla.

4Estrés

estres

En los dos últimos ‘Gran Hermano’ que hice, estaba en un agujero del que me costaba salir”, explicaba Mercedes a quien el alto nivel de estrés y de exigencia laboral hizo que pasara de ser “una tía positiva a verlo todo mal, negro”.

3Agujero negro

agujero-negro

“No creo que vuelva a presentar ‘Gran Hermano’ en el día de hoy. Las cosas hay que dejar que pasen con calma (…). Empezó siendo un caminito pequeño y acabó convirtiéndose en una autopista al cielo”, confesó.

2Porros y problemas

porros-y-problemas

Sin pelos en la lengua Milá terminó confesando un pasado con las drogas.  “He fumado muchos porros en mi vida, de hachís y de marihuana, hasta un día que me sentó mal un canuto de marihuana y me creí morir. Ese día en Manzanares yo tenía invitados, les serví la cena y me pasaron un canuto. Le di dos caladas. Era una bestialidad lo que lo habían cargado. Me afectó mucho y eso que no era el primero», explicó.

1Cerca de la muerte

cerca-de-la-muerte

«Me fui directa al lavabo y me desmayé. Al cabo de una hora vinieron a por mí. Nunca más he vuelto a dar una calada a un porro del miedo que llegué a pasar. Le vi la cara a la muerte».