Después de los gritos e increpaciones, pisaron el acelerador y se marcharon. En el momento del altercado, el cantante iba acompañado en el coche por su novia, Julia Nakamatsu.

Parece ser que Melendi ya había realizado una denuncia por amenazas anteriormente en una comisaría de Tetuán. En esta ocasión, el cantante no ha denunciado de momento los actos vandálicos que el sábado le causaron un buen susto.